¡Acceso denegado! La contraseña o el correo electrónico que has introducido son invalidos. Intenta nuevamente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Festival del Centro Histórico 2017: Eventos imperdibles
BUSCA UN RESTAURANTE


INICIA SESIÓN

Correo
Contraseña
¿Olvidaste tu contraseña?
O Regístrate con
O con tu correo electrónico
Nombre
Apellidos
Correo Electrónico
Contraseña
Contraseña

Reta a tu imaginación en el Valle de las Piedras Encimadas

Desafían las leyes de la gravedad, imponen con su tamaño, te coquetean para que descubras sus misterios, por supuesto no son solo piedras encimadas, es el capricho de naturaleza, como algunos lo explican y su belleza les permite estar consideradas dentro de las maravillas del mundo, según la Enciclopedia Salvat del Universo Monumental.

 

Hace una década se encontraban casi perdidas en la mitad de la nada, podías llegar con tu auto, a través de un camino de terracería y estacionarte literalmente a su lado. Hoy están protegidas dentro de un parque ecológico que te recibe con una puerta de arcos enormes, al cruzarla los visitantes son testigos de la magia que destilan las 200 hectáreas de este valle encantado.

¿De dónde salieron?

El parque ofrece el servicio de guías a pie, a caballo o en carreta para recorrer las formaciones más emblemáticas. Nos decidimos por la carreta para atravesar los caminos con un poco de techo y evitar los intensos rayos solares que eran apaciguados por el constante fluir del viento. El conductor, José Antonio de la Cruz,  nos contó que los guías y los turistas han bautizado las formas que se suponen representan estas inmensas rocas erosionadas, así nos presentó a  La pequeña Lulú, Popeye, el icónico camello de la marca de cigarrillo Camel, King Kong, la casa de Papá Pitufo, El dinosaurio, El gorila y hasta la cabeza de Kalamardo, de Bob Esponja. Resulta imposible dejar de buscarles algún parecido a estas figuras de distintos tamaños, las más altas rebasan los 20 metros. Cuentan que fueron los gringos quienes las descubrieron y que, desde entonces, no ha parado de llegar turismo de todo el mundo, incluidos Japón y África

Al mirar la majestuosidad del conjunto de cuatro piedras-torres a las que le han dado el nombre de La familia, me preguntaba de donde salieron. Fue así como me enteré que existen varias teorías: la paranormal, las romántica y por supuesto la científica. La primera asegura que las hicieron unos extraterrestres, la segunda que fue la Diosa Naturaleza que las creó y las encomendó a Erosión, para que las cuidara con el paso del tiempo. También cuentas que en realidad eran unos gigantes que, durante la época prehispánica fueron castigados por su maldad y se quedaron literalmente petrificados. Los científicos de la UNAM afirman que surgieron en el periodo terciario hace 65 millones de años. Me quedo con la historia de la diosa Naturaleza, me la imagino perfecto, como en la caricatura de Los Pitufos volando radiante de felicidad por el valle, jugando con su varita mágica, solicitando la ayuda del viento y la lluvia para dar los toques más finos y concediéndoles la libertad de transformarlas con la ayuda del padre tiempo.

Diversión para todos

El parque ofrece cuatrimotos, bicis, caballos y burros en renta. También está permitido organizar días de campo. Para quienes deseen relajarse en este paraje que se encuentra a media hora en auto de Zacatlán, existe una zona gastronómica donde podrán disfrutar de pulque, mixiotes, mole de olla, quesadillas, tlacoyos y chalupas.

En la mini-granja los niños pequeños pueden  alimentar a pavos, gallinas, gallos, gansos, borregos, patos, cerdos e interactuar con los conejos. Para los jóvenes, el valle ofrece zonas de campamento, tiro con arco, esferas rodantes y venta de artesanías. Cerca del parque también se pueden rentar cabañas.

El Portal del Tiempo

Después de bajar de la carreta, fuimos por una deliciosa chamoyada  para refrescarnos un poco y reanudar nuestro camino, ahora a pie, hacia una de la piedras más místicas del lugar, El Portal del tiempo, que se encuentra más o menos a 40 minutos de la entrada.

Al lado de la cara de La Mole, pudimos encontrar ese arco caprichoso con tres entradas una para “viajar” al pasado, otra al presente y la última al futuro. Existe un ritual que practican los visitantes: entrar por el arco del pasado y pensar en todas aquellas cosas que no nos gustan, nos entristecen o no nos dejan avanzar. La idea es dejarlas ahí para poder continuar con nuestro camino, mas ligeros. Después hay que darle la vuelta a la piedra y volver a entrar, ahora a la puerta del presente, ya sin esas cargas, para finalmente llegar a la del futuro. En ésta última es necesario hacer una peripecia: poner un pie en el costado derecho del  arco, el otro del lado izquierdo y con los dos brazos estirados detenerse del techo. En esta posición hay que cerrar los ojos y pedir para el futuro.

Parada ahí, en medio del Portal del Tiempo, sintiendo como volaba mi cabello, pensaba en la inigualable sensación de libertad que emana de ese lugar donde el silencio solo es interrumpido por el viento y donde las piedras guardan celosas los secretos de los miles de visitantes que han admirado su misticismo.

Fotografías: Paulo Vidales 

Tips para llegar a Piedras Encimadas

1.- Si quieres visitar El Valle de las Piedras Encimadas y vienes del norte de la CDMX hacia Puebla, te sorprenderá qué tanto puedes cortar camino y viajar con mayor seguridad al tomar el Circuito Exterior Mexiquense de OHL México.

2.- Accede a la salida hacia Pachuca, usa los dos carriles derechos para girar levemente a la derecha, y sigue las indicaciones que dicen Pirámides-Tulancingo.

3.- Toma la salida en dirección a Tuxpan, sigue por la carretera hacia Huachinango – Zacatlán hasta encontrar la desviación al Valle de las Piedras Encimadas.

1.- Si vienes del Estado de México (Toluca, Metepec), sin duda alguna, la forma más eficiente para que ahorres gasolina y tiempo y tengas un viaje confortable, es tomar la vía rápida Viaducto Elevado Bicentenario hasta entroncar con el Circuito Exterior Mexiquense, ambas de OHL México.

2.- Accede a la salida hacia Pachuca, usa los dos carriles derechos para girar levemente a la derecha, y sigue las indicaciones que dicen Pirámides-Tulancingo.

3.- Toma la salida en dirección a Tuxpan, sigue por la carretera hacia Huachinango-Zacatlán hasta encontrar la desviación al Valle de las Piedras Encimadas.

* Da rienda suelta a tu imaginación y disfruta de este inigualable paraje.


Escrito por: Clara Sánchez

¿Te gusta nuestro contenido?
¡Compártelo con tus amigos!
SIGUE LEYENDORELACIONADAS

No encontramos notas relacionadas.