¡Acceso denegado! La contraseña o el correo electrónico que has introducido son invalidos. Intenta nuevamente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Dónde ver el eclipse de Sol del 21 de agosto en CDMX Dónde ver el eclipse de sol del 21 de agosto en CDMX
BUSCA UN RESTAURANTE


INICIA SESIÓN

Correo
Contraseña
¿Olvidaste tu contraseña?
O Regístrate con
O con tu correo electrónico
Nombre
Apellidos
Correo Electrónico
Contraseña
Contraseña

Dunkerque: la película más emocionante del verano

PUBLICIDAD

Sí, ya vimos la película de la cual todo el mundo habla: Dunkerque y sí, es una experiencia fílmica como teníamos aaaños que no veíamos: emocionante, épica, filmada para IMAX y sobre todo inolvidable. Les damos 5 puntos para poder disfrutar de esta ópus magna de Christopher Nolan:

 

PUBLICIDAD

  • 1 – LA (EMOCIONANTE) EXPERIENCIA DE IR AL CINE

Hace algunas semanas, Christopher Nolan había declarado que Netflix no era más que “una moda, una tormenta en una taza de té… a nadie le importa Netflix”. Para Nolan, Netflix jamás tendrá la capacidad de crear las emociones que se provocan en una sala de cine, con una gran pantalla y en experiencia colectiva.

¿Y saben qué? Después de ver Dunkirk es complicado no darle la razón.

Dunkerque es, sin duda, una experiencia en el cine como hace mucho no la vivíamos.

Es el regreso al cine evento, al cine que pide el compromiso (cada vez más raro hoy día) de desconectarse dos horas del celular, de poner atención, y que recompensa con creces.

El viaje es abrumador, emocionante e inmersivo. Dunkerque logra que literal, te aferras a la butaca ante el vértigo que provocan las imágenes y la tensión que genera el score (machacante, si, pero efectivo) de Hans Zimmer.  Y en efecto, esta película la tienen que ver en IMAX, sólo así podrán vivir la experiencia completa.

 

 

  • 2 – UNA PELÍCULA SIN TRUCOS

Lo hermoso de Dunkerque es que a pesar de ser una montaña rusa, Nolan en realidad no está recurriendo a trucos bajo la manga: no usa 3D, prácticamente no hay tomas en computadora (y si las hay no se notan), ni usa video digitales para filmar. Lo único que utiliza son las herramientas básicas de la cinematografía, una cámara de formato amplio (IMAX 70mm), celuloide, música y nada más.

La experiencia de Dunkerque es irrepetible. Nolan tiene razón. Netflix jamás podrá hacer algo así.

 

 

 

  • 3 – LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL COMO NUNCA ANTES SE HABÍA VISTO

Pero si hacemos un lado la experiencia, el resto es un poco famélico. No hay realmente una historia en Dunkirk, la historia es La historia. Esto es casi un libro de texto, una recreación de un momento importantísimo en la Segunda Guerra Mundial.

Nolan aprovecha para decir algo (como lo hizo con Batman), sobre el papel de los héroes. El héroe en Dunkirk es la colectividad. El héroe es el que sobrevive, no necesariamente el que derrota al enemigo.

Aún no has visto Spider-Man, no te preocupes te contamos si vale la pena ir al cine

 

  • 4 – ¿LA MEJOR PELÍCULA DE NOLAN?

¿Es la mejor película de su carrera? Es muy pronto para decirlo.

Dunkirk tiene emoción de sobra, un par de escenas memorables y un final estremecedor, pero nos queda la duda si estaremos hablando por años como lo hemos venido haciendo con Inception, Batman o Memento.

 

  • 5 – … NO TODO ES PERFECTO

Eso le resta al producto como película. Nolan parece más interesado en hacer un statement sobre las posibilidades del cine. Está más interesado en hacernos entender que el viejo cine, el viejo edificio con butacas y una pantallota, está lejos de estar muerto, que no le hacen ni cosquillas las descargas digitales ni los streamings.

Nolan quiere que vayas al cine otra vez. Y claro, lo logra, pero después de bajarnos de la montaña rusa, ¿qué queda?

FILMSTERIA! dice:
Pero en todo caso no hay que perderse Dunkerque. Es un evento que como tal marcará a nuestra generación. Probablemente no hablemos de la trama, pero seguro, seguro le contaremos a nuestros nietos: yo fui a ver Dunkirk en esos viejos edificios que se llamaban Cines.

 

Checa otras películas imperdibles de este verano: Planeta de los Simios y Paterson

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD