Nuestros sitios
Buscar restaurante
Compartir
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Cine y TV

Capítulo 4: La batalla interna del Undertaker


Por: Rodrigo Galindo 15 Jun 2020

Ya vimos el capítulo 4 de The Last Ride: la serie sobre The Undertaker, la supersúper estrella de la WWE. Te damos la reseña

Capítulo 4: La batalla interna del Undertaker

Te presentamos todo lo que debes saber sobre el cuarto capítulo de la serie The Last Ride, basada en la leyenda de The Undertaker

Lo que se esperaba que fuera un gran espectáculo con cuatro leyendas de la empresa juntas en el ring, terminó dejando a los aficionados con un hueco en el pecho, la lucha de Crown Jewel entre The Brothers of Destruction (Undertaker y Kane) y D-Generation X (Shawn Michaels y Triple H) fue un desastre. Mark ama tanto a su personaje que salió de allí pensando que había llegado el fin, algo que le molesta porque no le gusta pensar que tiene los días contados.

Este video te puede interesar

Durante toda su carrera, la personalidad del personaje del Undertaker se ha mantenido intacta, basta con observar cómo el entorno en las arenas cambia en cuanto se apagan las luces justo antes de que su presencia domine los sentimientos de los asistentes y televidentes, algo difícilmente de igualar por otros. Mark se entrega con tanta vehemencia al Hombre Muerto que al inicio de su carrera decidió que lo llevaría dentro y fuera del ring, entregándose a él en todo momento sin importar el día, la hora o el lugar, se convirtió en el Undertaker 24/7.

PUBLICIDAD

En sus inicios, era impensable imaginar a la silueta del Fenómeno caminando sin su fiel acompañante, Paul Bearer, quien fuera el encargado de cargar la urna que contenía el espíritu del Enterrador. El personaje de Paul también lucía atemorizante, cada que salía a cuadro los oponentes del Undertaker sabían que tenían las horas contadas, y no es para menos, la química entre ambos los llevó a hacer un gran equipo.

El amor que tiene Mark por su personaje es tal que nunca lo rompió bajo ninguna circunstancia, esto se refiere a que en ocasiones durante los eventos en vivo o fuera de cámara, los luchadores llegan a salir del personaje y se muestran como son realmente, nos dejan ver el lado de la persona, pero desde el día uno, Mark y el Hombre Muerto se fusionaron para siempre, por lo que mientras él está caracterizado, se mantiene bajo su perfil de principio a fin.

Viajando en el tiempo llegamos a Wrestlemania 35, en donde no será parte de la cartelera del evento más grande de todos por primera vez en dieciocho años, por lo que acude al Axxess (evento organizado para los fanáticos de la WWE durante la semana de Wrestlemania), y pudo presenciar cosas que nunca tuvo oportunidad de ver antes. Se puede ver a Mark narrando una lucha en compañía de su hija, e incluso le mostró el Campeonato de Divas que años atrás ganó su mamá Michelle McCool, cuando era parte del roster de la empresa.

Normalmente durante estos días él estaba estresado, enfocándose en la lucha que tendría, pero ese año todo era diferente, estaba relajado y pasando tiempo de calidad con su familia, algo que no se daba a menudo por la agenda que tiene. Pero no duraría mucho tiempo, recibe un mensaje de Vince y le pide que tenga su traje listo, pero Mark no lo llevó porque no sería parte de la cartelera, a lo que el jefe le responde que tiene que tenerlo listo, así es que tuvo que ir a Texas y regresar a Nueva York en una noche.

El día de Wrestlemania es el más esperado por el Universo WWE, el mundo se paraliza por una noche para ver a sus luchadores favoritos dar lo mejor de sí mismos para llevarse la victoria, todo lo que envuelve al magno evento es mágico, y la energía que circula por el inmueble en donde se presente contagia hasta al más apático. Durante todo el show, Mark estuvo en el Gorilla Position, que es la cabina en donde Vince McMahon y los creativos de la empresa llevan la producción de los shows, pero bastó escuchar el estruendoso recibimiento de la gente para que su tranquilidad se transformara en ansiedad, “él debía estar allí afuera”.

Estar cerca de la acción y no participar en ella lo hizo pensar si realmente era el momento de irse, pero tendría su oportunidad más rápido de lo que se esperaba, la noche siguiente el “gong” retumbó en el Barclays Center de Nueva York y él se lució ante su público destrozando a Elias en el ring. Después de esto, Triple H lo contacta y le ofrece tener una lucha con Goldberg, un luchador de su magnitud que se convirtió en leyenda en otra empresa pero que tenía un potencial asombroso.

La noche en que retaría a Goldberg, se la pasó ansioso en los camerinos esperando su turno para salir a la acción, y las superestrellas jóvenes se acercaban a saludarlo, por lo que Undertaker menciona que “es como si le pagaran tributo por ser El Padrino”. Como se ha visto a lo largo de los capítulos, la simple presencia del Enterrador provoca que todos quieran darle la mano o hacerse notar frente a él, sin decir palabra alguna es el líder del vestidor sin importar cuanto tiempo esté fuera.

Las expectativas estaban a tope, Super Showdown presentaba Undertaker vs Golberg por primera vez en la historia, dos leyendas que lucharon en la misma época, ganaron todo y que eran respetadas por sus compañeros, el Hombre Muerto en WWE, Bill en WCW, la empresa con la que Vince McMahon compitió en la “Guerra de los Lunes por la Noche” y que compró en 2001.

Durante un intento de lanza, Goldberg se abre la cabeza y comienza a sangrar, lo cual diezmó sus habilidades ya que se encontraba aturdido, al parecer luchó con una concusión. En un momento clave, Bill aplica un suplex martillo haciendo que Undertaker cayera de manera aparatosa sobre su cuello, la arena enmudeció temerosa de que el Hombre Muerto se haya lesionado, pero este se repuso y logró ganar la lucha.

Claramente su rostro reflejaba molestia, la lucha no salió como se esperaba y ambos se decepcionaron del producto que le ofrecieron a su gente, ese suplex martillo estuvo a centímetros de romper el cuello de Undertaker. Michelle McCool cuenta que “estuvo cerca de ser algo catastrófico, vi muchos momentos aterradores, pero este no se sintió bien”.

De regreso a Estados Unidos, Mark pensó en su familia, las lesiones permanentes que tiene y también si realmente aún tenía algo que dar, considera que tuvo suerte de no lesionarse fuertemente en su último combate, pero un mes después estaba de regreso en una lucha por equipos junto a Roman Reigns para enfrentar a Shane McMahon y Drew McIntyre en Extreme Rules.

La gente piensa que él lucha por dinero, pero que no se trata de eso, lo hace por pasión, ya que ama este negocio en donde todos son familia, ha vivido en ello por muchos años y con el paso del tiempo se convierte en una adicción. Su ética y profesionalismo aunado a que está en lo más alto para Vince McMahon y la compañía le están pesando, porque expone su físico al máximo con tal de corresponderle a ambas partes.

Durante años ha mantenido una lucha interna en donde no sabe si es momento de retirarse o no, pero el Padre Tiempo se pone al día y eso causa estragos en él que pueden ser irreversibles. Stone Cold Steve Austin menciona que en algún momento hablaron de cual de los dos se retiraría primero y él perdió (se retiró en 2003), y aunque Mark no quiera, el tiempo sigue corriendo, por lo que el retiro del Enterrador está cerca.

Después del combate en Extreme Rules decide hablar con el jefe, mencionando que se tomará un tiempo porque su cuerpo no está bien, por lo que tiene que pensar qué hará con su carrera. Triple H cierra mencionando que el motivo por el cual no se va es por “la lealtad a todo esto…es la conexión que tiene con el fan”.

Este ha sido uno de los capítulos más emotivos de la serie, y por ahora, el que más ha reflejado esa parte de la que nadie quiere saber nada: el retiro del Undertaker. Los fanáticos tienen un vínculo muy grande con el personaje que nadie quiere que se retire con tal de presenciar más de los grandes momentos que mostró los últimos 30 años, pero como mencionan sus compañeros, el final está cerca.

Recuerden que sólo quedan dos capítulos de The Last Ride, misma que podrán seguir a través de WWE Network con un lanzamiento nuevo cada domingo. ¿Escuchas el “gong”? ¡Dale play al reproductor y disfruta del legendario Undertaker!

Descarga GRATIS nuestro juego
Descarga AQUÍ nuestra LOTERÍA DEL CORONAVIRUS y ponte a jugar con tu familia. ¡Descárgala GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?