Estás leyendo:
Cine y TV Dolor y Gloria, de Almodóvar: Lo bueno, lo malo y lo feo
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Cine y TV

Dolor y Gloria, de Almodóvar: Lo bueno, lo malo y lo feo

PUBLICIDAD

La nueva película de Almodóvar retrata la vida del legendario director manchego. Te decimos por qué vale la pena ver Dolor y Gloria


Escrito por: Alejandro Alemán
Dolor y Gloria, de Almodóvar: Lo bueno, lo malo y lo feo

Para nadie es sorpresa que el cine de Pedro Almodóvar siempre es autorreferencial, pero en Dolor y Gloria estamos prácticamente frente al director mismo como protagonista, aunque sea Antonio Banderas quien lo interpreta. Esta historia, sobre un director de cine en retiro al que le piden presentar en la Cineteca de Madrid una de sus viejas cintas, es una de las películas más personales y de las mejores de su carrera. Aquí te decimos por qué.


 

Las imperdibles de Almodóvar

Este video te puede interesar

LO BUENO

PUBLICIDAD

La actuación de Antonio Banderas

Ganador del premio a Mejor Actor en el pasado Festival de Cine de Cannes, Banderas realmente sorprende dando la que probablemente sea la actuación de su vida. El trabajo de Banderas es de una poderosa sutileza, una actuación calmada pero llena de matices que se expresan en la mirada cansada de un personaje que ha perdido rumbo.

 

El homenaje al cine

El subtexto de la película es de un profundo respeto por el cine. “El cine me salvó” dice el protagonista en algún momento de la cinta, pero en el caso de Almodóvar por supuesto que la frase es real. Para el director manchego, los recuerdos y el cine tienen una conexión ineludible y absoluta.

 

Las actuaciones de reparto

Asier Etxeandia y Leonardo Sbaraglia interpretan a dos personajes con un pasado en común con el personaje de Banderas: uno fue su actor y el otro fue su amigo. La interacción de ellos (principalmente cierta escena con Sbaraglia) son muy poderosas y por lo que vale la pena ver la cinta.

 

LO MALO

Casi no sale Penélope

Pues eso, su papel es muy icónico, pero tiene pocas líneas y poco juego. Lo suyo es más bien una presencia y como tal se agradece, pero no hay espacio en la historia para que haga más.

 

Se extiende demasiado

Con una duración de casi dos horas, sí hay un momento en que la película baja el ritmo para después encaminarse hacia el sorpresivo final. No es que se torne aburrida en ningún momento, pero definitivamente pudo durar un poquito menos.

Con ‘Julieta’ Almodóvar regresa a lo que sabe hacer mejor

LO FEO

La cinta trata sobre un director que luego del retiro regresa triunfante a filmar. Todos esperábamos que así como en la película, Almodóvar regresara ganando la Palma de Oro (que, dicho sea de paso, ya se la deben). La realidad se impuso a la fantasía, Almodóvar se fue con las manos vacías. No por nada, para este director, el cine se compone de dolor y gloria.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?