Estás leyendo:
Cine y TV Joker: lo bueno, lo malo y lo feo
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Cine y TV

Joker: lo bueno, lo malo y lo feo

PUBLICIDAD

La cinta protagonizada por Joaquin Phoenix renueva la mitología del épico villano de Batman, desde un lado más oscuro, violento y al mismo tiempo desgarrador.


Joker: lo bueno, lo malo y lo feo

DC Comics le apostó a diferenciarse de la competencia con un provocador filme, alejado de las previas adaptaciones del personaje, que ofrece un particular acercamiento al Joker al presentar la historia de Arthur Fleck, un hombre que sufre una enfermedad mental cuya única motivación en la vida es hacer reír.

Protagonizada por Joaquin Phoenix, dirigida por Todd Phillips y con un elenco estelar que incluye a Robert De Niro, Frances Conroy, Zazie Beetz y Brett Cullen, la cinta es una de las más anticipadas de este año. Ganó el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia y fue ovacionada en el Festival de Toronto. Si ya te mueres por verla, ¡sonríe! Aquí te contamos lo bueno, lo malo y lo feo de Joker.

Joker: la intensa interpretación del villano por Joaquin Phoenix

Joaquin Phoenix Joker

Lo bueno

Joaquín Phoenix

El actor puertorriqueño se superó a sí mismo para alcanzar las complejidades de Joker. Una de las principales características de Arthur Fleck es que padece del síndrome de afecto pseudobulbar. A causa de una lesión cerebral, tiene episodios de risa incontrolable. La carcajada creada por Phoenix es un agudo y siniestro lamento, que al mismo tiempo representa ese singular destello de locura que se apodera del personaje.

A su vez, su fragilidad, tanto física como mental es otro de los puntos esenciales de la cinta. Phoenix adelgazó más de 20 kilos para su interpretación; además de estudiar varios trastornos psicológico para mostrar la compleja y ambivalente transformación de un hombre con una psique destrozada, que busca darle sentido a su vida a través de la comedia; pero que debido a factores externos termina en una violenta espiral hacía la locura.

Cinco películas de Joaquin Phoenix que debes ver

Joker Stand Up

Cabe mencionar que hay momentos en los que Joaquin es tan conmovedor en su papel, que cada paso que da hacía el abismo genera empatía en el espectador, en contraste con los arranques de furia, que resultan sádicos y aterradores. 

Un nuevo origen de Joker

“La comedia es subjetiva” le dice Arthur a Murray Franklin (De Niro) cuando lo invita a su programa. Las reinterpretaciones sobre un personaje clásico también lo son.

Desde su presentación en Batman #1 (creado por Jerry Robinson en 1940), el Joker ha tenido múltiples adaptaciones en cine, televisión y sobre todo cómics. Uno de los primeros en retomar el origen del villano fue Alan Moore en su novela gráfica The Killing Joke. Por otro lado Tim Burton con Jack Napier, hizo énfasis en como ambos personajes, Batman y el Guasón, estaban entrelazados desde el principio. 

Lo interesante sobre  la cinta, escrita y dirigida por Phillips, es que no solo se atrevió a ponerle nombre y apellido, también se animó a explorar el lado humano del personaje, mientras se mantiene la premisa propuesta por Alan Moore “Basta sólo un mal día para volverse loco”.  

Otra de las diferencias fundamentales con sus predecesores, en específico con la interpretación de Heath Ledger en The Dark Knight, es que en este caso, el Joker no es una “fuerza del caos”, sino una consecuencia de la sociedad y el sistema, que consigue de forma involuntaria, el mismo resultado: la total anarquía. 

Este video te puede interesar

Joker Joaquin Phoenix

Ciudad Gótica

PUBLICIDAD

Mucho de lo que afronta Arthur se debe a la sociedad en ruinas de Ciudad Gótica. El desolador panorama, inspirado en gran parte por el Nueva York de Martin Scorsese en Taxi Driver, es palpable. De acuerdo con Phillips, la principal intención al incorporar estas referencias y en especial el tipo de estética, es que la cinta debe sentirse como si se hubiera filmado entre 1973 a 1981.

También es el perfecto escenario para criticar el ambiente político actual, sobre todo al enfatizar los decadentes personajes de una urbe a punto de arder. Esto queda más claro con Thomas Wayne (Brett Cullen),  el millonario empresario –padre de Bruce Wayne– que busca postularse como alcalde, pero que los ciudadanos en vez de ver como una esperanza, en realidad representa el símbolo de la desigualdad extrema, ¿suena familiar?

Joker 2019, Robert De Niro, Joaquin Phoenix

Lo malo

¿Un nuevo antihéroe?

Conocer las características del personaje y las circunstancias que lo llevan al hartazgo brinda una nueva perspectiva sobre el popular villano. Sin embargo esto es un arma de doble filo, ya que podría convertirse en una especie de antihéroe. Resulta peligroso en especial porque la cinta ya ha recibido críticas por promover la violencia.

Joker escaleras

Lo feo

Sin duda Joker abrirá otro debate menos intenso: ¿es o no una película de superhéroes? El filme logra de manera magistral presentar elementos que pocas veces se ven en este género, como las referencias claras a Scorsese, Walter Hill o Sidney Lumet; además de darle una profundidad diferente y nueva al personaje principal.

La película funciona en solitario y no es necesario ser fanático de los cómics para apreciarla; sin embargo no deja de pertenecer al universo creado por Bob Kane y Bill Finger.  Aunque eso sí, el filme permanecerá como un proyecto a parte y no se reunirá con otras cintas del universo cinematográfico de DC Comics. 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD