Nuestros sitios
Buscar restaurante
Compartir
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio

Cine y TV

¿Nuevo orden? Anotaciones sobre la película de Michel Franco


Por: Romain Roy-Pinot 03 Dic 2020

La nueva película de Michel Franco, Nuevo Orden, ha provocado polémica en las redes sociales. Te decimos de qué va el filme ganador del Gran Premio del Jurado en Venecia

¿Nuevo orden? Anotaciones sobre la película de Michel Franco

Por: Romain Roy-Pinot

El Paseo de la Reforma, pintado como un “Guernica”. La Avenida Masaryk saqueada. El Pedregal, teatro de masacre. Si gustas de ver escenarios catastróficos, la nueva película de Michel Franco te va a fascinar. Ganadora del Gran Premio del Jurado de la Muestra Internacional de Arte Cinematográfica de la Bienal de Venecia 2020, Nuevo Orden es una distopía que expone varias realidades ya fuertemente ancladas en la sociedad mexicana.

Es la metáfora mexicana de un capitalismo sin aliento, la fantasía cinematográfica de lo que muchos secretamente quisieran ver desplegado: un intento por volver a equilibrar una sociedad corrupta que carece de justicia social.

Nuevo Orden: la polémica película de Michel Franco

En la película, una boda en el Pedregal es la manifestación puntual de un movimiento a la escala de toda la capital mexicana: una rebelión ciudadana contra las formas de riqueza. Unos activistas interrumpen la fiesta, pintan la gran casa donde se lleva el evento, de un verde llamativo y asaltan a las personas presentes. Llevados por el movimiento, los empleados contratados para la boda pillan y humillan a los invitados y protagonistas de la boda mientras los activistas van matando sin escrúpulos a varios individuos. La impunidad de esa “ley del más fuerte”, de una conquista de “justicia” va creciendo en esta película que nos deja con ansiedad de salir a la calle, una vez el genérico acabado.

UNA INJUSTICIA SILENCIOSA

Acusada de promover el racismo anti-blanco, la película destaca más bien una injusticia universal, independiente de una situación socioeconómica: la injusticia de quién no pidió nada a nadie, de quién estaba allí en el momento y lugar equivocados; de quién muere como símbolo, como mártir de una causa vana. En el contexto que erige la película, ni da ganas de ser invitado de la boda, ni de ser parte de la capa social la más vulnerable. Porque, y el final de la película lo confirma, nadie está asegurado de nada, ni el dinero, ni la obediencia ofrece seguridad cuando reina la anarquía.

El filme ha sido criticado por incitar a la violencia gratuita. Así que es cierto que la película muestra una Ciudad de México que no es difícil de imaginar: ¿cuánto tiempo se mantendrán en silencio las constantes injusticias y las pocas ventajas que tiene el pueblo mexicano? Pero, escarbando en el pasado del país, las rebeliones nunca han producido grandes resultados y esta película nos recuerda los límites de una posible revolución.

Hace dos años, se conmemoraron los eventos del 1968, y, la estupenda película Olimpia, nos recordó que, a diferencia de las otras reivindicaciones que el mundo experimentó en ese año, el caso de México debilitó el poder ciudadano. Cualquier conquista de derechos a través de la violencia fue asesinada por más violencia. Entonces, ¿promover la violencia? Michel Franco parece, al contrario, enseñar y prevenir las consecuencias deplorables y contra productivas de una revolución nacida de la violencia.

Este video te puede interesar

Nuevo Orden Michel Franco

UNA VIOLENCIA COMPARTIDA

Lo que esta película nos recuerda es que hay realidades que afectan o pueden afectar a cada uno de nosotros, independientemente de nuestro contexto económico. El leitmotiv de “Nuevo Orden” es una violencia cotidiana; la de ser reducido a un caso, a un número; en definitiva, a un consumidor o, peor aún, a un producto de consumo. Más allá de nuestro rol en la sociedad, la vida de cualquiera tiene un precio. La vida de una señora que necesita una operación de corazón, como la de una rehén rica; ambas tienen un precio. Son dos tipos de violencia: una es legal y parece ser tolerada, pero ambas son amorales.

En el actual contexto socioeconómico -cuya injusticia ha sido amplificada por COVID-19, mirar esta película es cuestionar el funcionamiento general de nuestras civilizaciones. Si la pandemia ha invitado a las clases sociales ricas a quedarse en casa, esa ha obligado también a los más pobres a poner sus vidas en peligro, con la necesidad de salir a ganar dinero; aumentando considerablemente las disparidades sociales.

La cuestión subyacente del filme es, al fin de cuenta, ¿a quién beneficia más un desequilibrio social? El tráiler, con fondo musical opresivo, califica el filme de “ficción necesaria sobre una realidad muy cercana.” Varias escenas de la película pintan un México más avanzado que el México actual: con dispositivos de control de los ciudadanos; pero nada tan futurista. Entonces, ¿cuál es la « realidad muy cercana » que evoca el tráiler? Una desigualdad social aun más pronunciada. Una crisis ambiental. “Nuevo Orden” se impone como un recordatorio de una sociedad por empeorarse.   

UN MISMO SISTEMA DISFRAZADO

En realidad, este “Nuevo Orden” trata de un “Mismo Orden”: el mismo orden que reduce a las personas a pruebas que ocultar, que esconde verdades para mantener un sistema defectuoso en pie. Y, los ejemplos actuales son numerosos.

La película da relieve a situaciones nada “ficcionales”: casos de desaparición o de asesinato que siguen sin resolverse, justicia establecidas fuera de los tribunales, casos judiciales “milagrosamente” olvidados… Si algunas personas creen que esta película incita a la violencia, más bien incita a encontrar otros recursos que la violencia para encontrar una verdadera solución.

Sí, porque una anarquía como la que se describe en el filme no es viable: siempre será sofocada por un sistema ya establecido. Incluso si se impusiera un nuevo orden, se construiría sobre los cimientos equivocados: un juego amañado en el que pocos individuos monopolizarían la riqueza de todos.

EL ABUSO DEL PODER

Cuando evocamos un nuevo orden, se habla de las manos en las que descansa el poder. En la vida diaria, el poder se da a los militares; se les da por sus armas, por su estatus y por lo que representan: honor, servidumbre y lealtad. Así que cuando el personal militar nos da órdenes en situaciones excepcionales, cualquiera tiene el reflejo de obedecerlas. Se les da el derecho de hacer cumplir y aplicar las leyes.

Cruzamos los límites de ese permiso cuando esos poderes les dan libre albedrío y la capacidad de imponer sus propias leyes. La pregunta que surge a lo largo de la película es: ¿Cuándo será México un país donde ser militar o policía sea un honor? ¿Cuándo se pagará a las fuerzas del orden lo suficiente como para que no se animen a hacer su propia justicia o a complementar, por sus propios medios, el magro salario que se les da? Más que un reconocimiento por servir a la nación, es una de las condiciones para asegurar la paz en la vida diaria del pueblo mexicano, para todas sus clases sociales.

UNA CORRUPCIÓN ANCLADA

Los “aguafiestas” de la película son los portavoces de un pueblo que busca la venganza y la justicia en un sistema carcomido por la corrupción. Aunque dudamos que ningún país del mundo sea inmune a la corrupción, el pueblo mexicano es una de las mayores víctimas de ella y se ve afectado de manera considerable en su vida cotidiana. Más allá de la corrupción monetaria, la corrupción social es la que más afecta: el acceso a la educación está regido por el favoritismo, los presupuestos destinados a acciones sociales se desvían en detrimento del acceso a un sistema de salud eficiente, entre otros… Estos son los verdaderos males de un México en busca de un “Nuevo Orden”: y como imponer una justicia social en un sistema articulado alrededor de los intereses de una pizca de individuos.

¿Una revolución impuesta por la violencia sería entonces un intento vano? Una cosa es segura: cambiar las cabezas de un mismo sistema nunca erradicará, a largo plazo, las desigualdades sociales de México hoy en día. La solución está al final de otro camino y “Nuevo Orden” contribuye a recordarlo.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descarga AQUÍ la edición completa y prueba los mejores postres de la ciudad. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?