Estás leyendo:
Cine y TV Ready Player One: lo bueno, lo malo y lo feo
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Cine y TV

Ready Player One: lo bueno, lo malo y lo feo

PUBLICIDAD

Pasaron más de 10 años desde que Steven Spielberg no filmaba ciencia ficción, la espera termina con Ready Player One pero, ¿es tan buena?


Escrito por: Alejandro Alemán
Ready Player One: lo bueno, lo malo y lo feo

Han pasado más de diez años desde que Steven Spielberg no filmaba una película de ciencia ficción, la espera termina con Ready Player One pero, ¿es verdad todo lo que se dice de ella?

La nueva película de Steven Spierlberg, Ready Player One, lo regresó al camino de la ciencia ficción. Desde el anuncio de la adaptación del libro a la pantalla grande se crearon grandes expectativas: ¿las cumple la película? Te decimos a continuación

Lo bueno, lo malo y lo feo de: Ready Player One

LO BUENO

Es el gran regreso de Spielberg al cine de ciencia ficción

Spielberg regresa al género que revolucionó en los años ochenta y al cual pensábamos que no volvería más. Con Ready Player One demuestra que es el rey de la imagen, el montaje y la edición. La cinta es un viaje espectacular por dos mundos (el real y el virtual) con secuencias de acción impresionantes y un excesivo uso del CGI aunque argumentalmente ello tiene justificación. Spielberg demuestra una vez más  por qué es el gran maestro del género.

Este video te puede interesar


 

PUBLICIDAD

¿Es cine?, ¿es videojuego?, ¡es ambos!

Cuando menos te lo esperas, Ready Player One se transforma en un videojuego mediante una secuencia de persecución verdaderamente alucinante que recordarán por muchos años. El director no se subyuga a las reglas del videojuego, al contrario, hace gala de su conocida maestría visual para emocionarnos con secuencias de acción absolutamente impresionantes. 

via GIPHY

Nostalgia a full..y algo más

La novela de Ernest Cline es un festín de nostalgia y celebración a la cultura pop (principalmente de los años ochenta) y de la cual Spielberg es uno de los grandes arquitectos. Pero el director no se deja seducir por el auto homenaje: si Cline festeja en su libro el legado de Spielberg, el director prefiere hacer homenaje al cine que a él más le gusta. Ello queda claro en una secuencia que reconocerán de inmediato. Desde HUGO (2011), de Martin Scorsese, no veíamos a un autor entregarse con tal amor a un homenaje al cine desde el cine mismo.

via GIPHY

 

Referencias, referencias y más referencias

No pueden parpadear, las cinta está llena de referencias en cada fotograma: cine, música, cómics y videojuegos son homenajeados en cameos, diálogos, personajes y música. La lista parece infinita, hay referencias a Street Fighter, el Gigante de Hierro, las Tutsi Pop, las Mad Ballz, el Atari, la música de Durán Durán, Depeche Mode, Wham!, el cine de John Hughes, las Tortugas Ninja, Volver al Futuro…. la lista sigue y sigue.

via GIPHY

LO MALO

No esperes una calca del libro

Y esto no es necesariamente algo malo pero muchos fans que ya han visto la cinta se quejan de que la película no respeta al 100% la trama del libro. Esto, a pesar de que uno de los guionistas es el propio Ernest Cline.

via GIPHY

El final

Definitivamente el final no está a la altura de la historia ni de la aventura que se vive durante toda la película. Si bien es obvio que habrá un final feliz, hubiéramos esperado algo menos predecible. En todo caso, Ready Player One es de esas películas donde lo que importa no es el destino sino el viaje.

via GIPHY

 

LO FEO

 

El póster

¿A quién se le ocurrió que ese adefesio era el indicado para vender la película? En general toda la imagen gráfica de promoción de la cinta ha sido bastante mala. No supieron reflejar el alud visual que compone a la película.

 

Ready Player One: lo bueno, lo malo y lo feo

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?