Ciudad Restaurantes
Estás leyendo:
Cine y TV Shazam, un héroe lleno de comedia: Lo bueno, malo y feo
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Cine y TV

Shazam, un héroe lleno de comedia: Lo bueno, malo y feo

PUBLICIDAD

Shazam! es la nueva cinta del universo cinematográfico de DC, es una obra divertida y llena de referencias al cine de superhéroes… pero, demasiado infantil.


Shazam, un héroe lleno de comedia: Lo bueno, malo y feo

La nueva película del universo cinematográfico de DC, es una obra divertida y llena de referencias al cine de superhéroes… pero, demasiado infantil. Te decimos lo bueno, malo y feo de esta cinta.

Otro año más y otra temporada llena de cine de cómics. Sin embargo, en 2019 por fin nos enfrentamos a una nueva realidad: Shazam! decide cambiar el mundo lúgubre e hiperrealista de DC, por una obra mucho más fantasiosa y con tintes cómicos.

Este video te puede interesar

Basada en una historieta de los años 40, el film se centra en Billy Batson un preadolescente que recibe los poderes de un mago y que puede convertirse en una especie de Superman cada vez que dice la palabra “Shazam”.

Su fortaleza será expuesta cuando un villano -cuya fuente de energía proviene de los Siete pecados capitales- trate de aniquilarlo para robarle sus habilidades.

Joker: la intensa interpretación de Joaquin Phoenix

Lo bueno, lo malo y lo feo de Shazam!

LO BUENO

  • Zachary Levi

Levi, debe ser una superestrella. Así de sencillo. Si bien ya lo conocíamos en trabajos como Chuck o …Mrs Maisel; jamás había explotado su carisma como este superhéroe con destellos infantiles. Su timing cómico recuerda a sketches de Will Ferrell y Jimmy Fallon en sus momentos de gloria de Saturday Night Live y cada momento en el cual no aparece en pantalla, se siente un vacío.

Sus gestos y tono de voz demuestran una empatía automática: son la reacción que cualquiera de nosotros transmitiría, si de un día para otro nos damos cuenta que podemos ser un superhéroe (una perspectiva que pocas veces hemos visto en una cinta de este ya muuuy gastado género, a excepción de Into The Spiderverse): una bomba molotov entre ingenuidad, egocentrismo, poder y sobre todo, un sentido de pánico.

Estas curvas de emociones son naturales para el talento de Levi, quien siempre se muestra vulnerable a pesar de contar con un traje rojo lleno de músculos.

  • El humor

DC no se ha caracterizado por cintas que evitan fehacientemente elementos tanto mágicos como de comedia (¿alguien ha visto sonreír a Batman?) y parece ser que Shazam! ha llegado a cambiar sus prejuicios.

La historia del director David F Sandberg contiene elementos de comedias teens, clásicos ochenteros (Big), pero sobre todo, se toma la libertad de mofarse del universo de los superhéroes: cómo manejar sus poderes, la innecesaria grandilocuencia de los discursos de los villanos y hasta el rol que cuentan los “sidekicks” de cada protagonista.

Claro que Deadpool y Guardianes de la Galaxia han optado por esta misma fórmula de acción+comedia, pero Shazam! deja a un lado las bromas de doble sentido que imparte Ryan Reynolds o la lluvia de referencias a la cultura pop de Starlord y compañía; en este filme el humor tiene toques infantiles y de Clasificación A.

LO MALO

  • La primera mitad

Ya sé, ya sé… todas las películas de cómics que traten sobre el  origen de un héroe, no son memorables (quizá Los Increíbles o Hellboy como excepción), pero Shazam! lleva el aburrimiento a niveles estratosféricos. La primera media hora es la antítesis del insomnio entre la presentación del villano, la visión del universo tipo Narnia donde habita un mago poderoso, un esbozo sobre la vida de Billy Batson  y de su nueva familia y bla bla bla.

El ritmo de la historia se acerca mucho más a un capítulo de Rosa de la Guadalupe cuando vamos conociendo el drama familiar de Billy y lo forzado que presentan su epifanía (no queremos decir spoilers, pero de verdad es sumamente obvia).

Ojalá pudiéramos gritar “Shazam!” no para para convertirnos en héroes, sino para adelantar el tiempo.

Dumbo: lo bueno, lo malo y lo feo de la versión live action de Tim Burton

LO FEO

  • Los FX

Existen unos seres que parecen gárgolas-demonios y cuya manufactura es digna de una película de Ray Harryhausen, el padre de los efectos especiales. Sin embargo esto no es un halago, si tomamos en cuenta que su trabajo (mayoría en stop motion) data de la década de los 60.

Si el objetivo de Shazam! era ahorrar presupuesto en post producción, lo lograron. Si su objetivo también era que nunca olviedemos la película, también lo lograron: Shazam! será recordada por sus horribles efectos de película del Santo.

10 datos curiosos sobre Michael Fassbender

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?