¡Acceso denegado! La contraseña o el correo electrónico que has introducido son invalidos. Intenta nuevamente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Dónde ver el eclipse de Sol del 21 de agosto en CDMX Dónde ver el eclipse de sol del 21 de agosto en CDMX
BUSCA UN RESTAURANTE
RESERVA UN VIAJE


INICIA SESIÓN

Correo
Contraseña
¿Olvidaste tu contraseña?
O Regístrate con
O con tu correo electrónico
Nombre
Apellidos
Correo Electrónico
Contraseña
Contraseña

Star Wars: Los últimos Jedi… la crítica del Episodio VIII

PUBLICIDAD
Ya vimos la última película de Star Wars y podemos decirles que nos voló la cabeza: es una cinta épica, divertida, con giros de tuerca emocionantes y sobre todo, que nos hizo recordar nuestra infancia y saber porqué amamos esta franquicia.

Star Wars: Los Últimos Jedi… Luke Skywalker y Rey se confiesan

 Star Wars Los Últimos Jedi la crítica del Episodio VIII
  • LO BUENO

Vamos a decirlo rápido: es sumamente divertida. Y eso ya es mucho para hablar de una película de Star Wars. Ya sé, seguro habrá detractores que digan que el humor es parecido a las películas de Marvel o que raya en la parte infantil. Lo cierto es que se necesitaba encontrar un balance entre una historia oscura y una franquicia que busca nuevos apóstoles
Por ejemplo, las batallas en el espacio y sobre todo, aquellas de cuerpo a cuerpo, no habían sido tan memorables (claro, ninguna como las de Darth Maul). Esos detalles, destacan una película con mayor madurez narrativa y sobre todo, enfocadas en el crecimiento de ciertos personajes.
Rey, Poe y Kylo Ren se transforman en esta cinta en la Santísima Trinidad de la galaxia. Rey, es la representación de la esperanza, una heroína que evita caer en la tentación y, quizá en una de las fallas más claras del guion, siempre tiene un Deus Ex Machina descansado bajo su manga.
Por cierto, platicamos con Daisy Ridley sobre su papel como Rey en este filme:

Por su parte Poe, cumple cabalmente con la “curva del héroe” en este filme. Deja a un lado la arrogancia Han Solesca y se vuelve un líder necesario para sustituir por razones lógicas, el legado de una figura mítica como la Princesa Leia. Cada decisión que toma en la película es bloque de empatía encaminado a darle un peso mayor en la siguiente película. Un pequeño esbozo de lo que será Episodio IX.
Y por último, la figura clave de esta nueva trilogía: Kylo Ren. La figura shakespeariana que se debate entre el rechazo y la gloria; el olvido y la inmortalidad. Su debate entre el Lado Oscuro y la Fuerza le da sentido al filme: poco a poco su evolución hacia uno de estas vertientes mueve los engranes de la segunda mitad de Episodio VIII. Sus intenciones y demonios internos sobre el poder, la ambición y la venganza dejan en claro —porque el Emperador solo lo explica una vez en Ep III— el atractivo del Lado Oscuro.
Todos estos elementos aunados a una carga sustancial de nostalgia (hay referencias constantes a la trilogía original)
  • LO MALO

Le sobra media hora: existe una subtrama en un casino y una especie de hipódromo que es completamente innecesaria. Vaya, ni Benicio del Toro puede rescatarla.
Aún así la película no pierde ritmo y se mantiene con un tensión narrativa en el guion, es casi un milagro que en blockbuster cada secuencia tenga la intención de envolver la historia y llevarla hacia buen puerto.
Ah, claro… eso sí, los porgs son el personaje más nefasto, irrelevante, comercialmente demoniaco, absurdo, nauseabundo el universo de Star Wars. Vaya, son tan irritantes que hacen ver a Jar Jar Binks como clon de Yoda. No es exageración, cada vez que salen en pantalla sientes que tu páncreas comienza a morir: no aportan nada ni creativa, narrativa ni cinematograficamente. Son unas piedras prefabricadas para generar ternura maquiavélica.
PUBLICIDAD

 

Disney anuncia nueva trilogía de ‘Star Wars’ y serie de televisión

Star Wars Los ultimos Jedi la critica del Episodio VIII 1

  • LO MEJOR

Es la película más relevante y emocionante en la franquicia desde Empire Strikes Back. Por fin, vemos una cinta que regresa a los orígenes de la mitología de los Skywalker: la batalla entre el bien y mal; un mal seductor que hará todo lo posible por corrompernos como espectadores. El conflicto humano más elemental: un hombre contra su destino.
Aquí las impresiones de Mark Hamill sobre su interpretación como Luke Skywalker:

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD