¡Acceso denegado! La contraseña o el correo electrónico que has introducido son invalidos. Intenta nuevamente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Dónde ver el eclipse de Sol del 21 de agosto en CDMX Dónde ver el eclipse de sol del 21 de agosto en CDMX
BUSCA UN RESTAURANTE
RESERVA UN VIAJE

Suspiria, de Luca Guadagnino: lo bueno, lo malo y lo feo

Suspiria, de Luca Guadagnino
PUBLICIDAD

Ya vimos el remake del filme de culto Suspiria, hecho por el director Luca Guadagnino. Te decimos lo bueno, lo malo y lo feo

El director italiano Luca Guadagnino, el mismo que nos entregó aquella joyita llamada Call Me By Your Name (2017) da un inesperado cambio de género y ahora dirige el remake del clásico de Dario Argento: Suspiria (1977). El centro de la trama se mantiene en ambas versiones: una chica llega a una escuela de danza donde las alumnas y las maestras no son lo que parecen (¿alguien dijo brujas?), pero para este remake el director se toma muchas libertades.

¿Cómo se compara esta nueva versión con aquella de los años setenta?, ¿Guadagnino es un buen director de cine de terror?, ¿esta versión asusta más que la original? Aquí te lo decimos.

PUBLICIDAD


Lo bueno, lo malo y lo feo de CREED II: Defendiendo el Legado

 

Lo bueno, lo malo y lo feo de Suspiria, de Luca Guadagnino

LO BUENO

Tilda Swinton: IMPRESIONANTE

Actriz fetiche de Guadagnino (esta es su quinta colaboración juntos) la multifacética Swinton no hace uno, ni dos, sino ¡tres personajes! Uno de ellos es la estricta maestra de danza en la escuela a la que llega Susie (Dakota Johnson), pero en los otros dos está tan irreconocible que les dejamos de tarea que adivinen qué personajes son. En todos ellos Swinton demuestra un rango y una capacidad actoral inigualable.

Tilda Swinton en Suspiria

No es una calca del original

Esta nueva Suspiria toma como eje central la historia de la original de los setenta (la chica que llega a una escuela de danza) pero no es una calca del original, al contrario, se trata de una historia muy diferente que mezcla cuestiones políticas de la época (está ambientada en el Berlín de la guerra fría) y -claro- con cierto feminismo. Es recomendable ver antes la original pero se trata de dos películas muy distintas

Dakota Johnson. Suspiria

La cámara, el baile,  el soundtrack

Guadagnino repite con su fotógrafo de cabecera, el tailandés Sayombhu Mukdeeprom quien aquí hace gala de estilo con elegantes y constantes travellings  y paneos que le dan una atmósfera muy particular a la película. Los bailes son de una coreografía que recuerda a famosas bailarinas como Pina y Sasha Waltz. Los colores no son igual de vivos como en la cinta original, al contrario, casi todo se ve deslavado y sin color hasta que llegamos a la climática secuencia final donde todo se convierte en un homenaje a Argento. La música abona al sentimiento melancólico de la película mediante un soundtrack compuesto por el líder de Radiohead, Thom Yorke.

Suspiria, de Luca Guadagnino

Spider-Man: Un nuevo universo. Lo bueno, lo malo y lo feo

LO MALO

Los diálogos pueden ser algo tediosos

Es raro, por decir lo menos, que en una película de terror se privilegien tanto los diálogos entre personajes. Guadagnino no puede evitarlo y sí, hay momentos en que tanto bla-bla-bla puede ponerse aburrido.

 

Los fans del terror clásico podrían decepcionarse

Sí, es una película de terror, pero a diferencia de la original donde todo era tremendamente colorido y sangriento, aquí casi todo es gris y deslavado. El horror de Argento era de efectos prácticos, aquí es más de encuadres, actuaciones y no tanto jump scares. Aquellos que vayan buscando una calca a la original, saldrán decepcionados.

 

LO FEO

¡Dura dos horas y media!

La cinta está dividida en seis capítulos y un epílogo. Son poco más de dos horas y media contra hora y media de la original. Lo cierto es que le sobra uno de los capítulos pero en general la película no aburre y se deja ver bien.

Suspiria Luca Guadagnino

Cena Medieval con temática de Game Of Thrones 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Escrito por: Alejandro Alemán