Estás leyendo:
Ciudad 13 karaokes imperdibles en la Ciudad de México
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Ciudad

13 karaokes imperdibles en la Ciudad de México

PUBLICIDAD

Como una especie de gimnasio para el alma, el karaoke nos provee de desahogo en nuestra capital, cuyo caos es proporcional a su encanto. Para eliminar el estrés, les presentamos los karaokes más cool: desde clásicos e icónicos, hasta nuevos con salones privados.


13 karaokes imperdibles en la Ciudad de México

Con información de Mónica Isabel Pérez. Artes: Mariana Zanatta @zanatta_miau.

Decía Edith Piaf que cantar es una forma de escapar, que “es otro mundo”. Y eso lo podemos sentir, incluso quienes no tenemos su voz privilegiada, cuando entramos a un karaoke, donde la prioridad es deshacerse en melodías casi siempre insoportables fuera de las cabinas. Y, acá entre nos, entre peor es la rola, mejor es el ambiente.

Este video te puede interesar

A México los karaokes llegaron con las migraciones de japoneses y coreanos. Pero a nosotros nos ha gustado cantar desde siempre: antes de que conociéramos la palabra, ya podíamos cantar con un mariachi en Garibaldi, con la banda de salsa del cabaret Barba Azul o bajo la luz sórdida del Barón Rojo.

PUBLICIDAD

Por supuesto, la respuesta oriental a esta necesidad de desgañitarnos nos cautivó, y ahora “karaoke” es una palabra común en nuestra vida nocturna que se alimenta de fantasías: la de ser una estrella, la de recibir aplausos, la de sentirnos como Scarlett Johansson y Bill Murray en Lost in Translation.

“No es cantar, es gritar fuera todo ese estrés y toda esa angustia. Aprendimos a amar el karaoke porque no cantábamos solos, cantábamos como un grupo de gente que se quería”, dice Luis Fernando Vargas en “Noches de karaoke”, del podcast Radio Ambulante. Y en estos espacios, entre perdidos nos encontramos.

13 karaokes imperdibles en la Ciudad de México

1. Bar Oriente

Un lugar playful con colores temáticos

Este espacio, donde otrora se ubicaba el Club Social Rodhesia, tiene varios ambientes. Uno inspirado en los izakaya de Japón, donde puedes tomar sake y comer algo de su menú oriental, o botanas de Can Can —el bar vecino—: hamburguesas o fish and chips y, por supuesto, echarte unos buenos cocteles.

Hay un espacio para bailar, incluso para perrear, si tienes ganas y el DJ se emociona con el género (aunque no te sientas en Rico Club, porque el perreo no es el pan de cada día). Sin embargo, algunas de las amenidades más encantadoras que tiene este lugar son sus tres salas de karaoke. Hay una para 12 personas, una para 20 y otra para 30, esta última es ideal para festejos a lo grande, porque cuenta con una barra propia que acorta la velocidad del servicio y le da glam a lo que, de otra manera, sería una cabina de karaoke convencional.

La decoración es contemporánea, con neones que siempre ayudan a crear una atmósfera propicia para rockstarear, y la calidad del sonido es excelente. Para que abras el escenario te dan dos micrófonos inalámbricos y un iPad que tiene cargada la aplicación KaraFun, con un catálogo de canciones bastante amplio. Si aun ahí no encuentras lo que quieres cantar, puedes recurrir a YouTube. Además de tragos, también tienen comida, así que una vez que entras a uno de estos tres espacios privados, puedes olvidar que el resto del bar existe. Reserva con anticipación, ya que sólo son tres salas.

  • Salones privados: Tiene tres. Uno verde con capacidad para 12 personas, uno azul para 20 y uno rojo para 30.
  • Tipo de catálogo: Usa una tablet con la app KaraFun, que tiene más de 32 mil canciones. Además cuentan con wi-fi, por si la rola se encuentra en Youtube.
  • Comida: Dependiendo del horario, puedes pedir la carta de Bar Oriente o, de plano, aventurarte con la de Can Can.
  • Tragos: Hay cocteles; en la sala roja te los preparan in situ.
  • Tip: Junta a muchos amigos y escojan la sala azul o roja; la verde es muy pequeña y puedes sentir que te sofocas.
  • ¿Dónde? Durango 181, Roma
  • ¿Horario? Mié. a sáb., 19:00 a 03:00

2. London Karaoke

Oldie but goodie

La magia del London es insuperable. Lo descubrí una noche caminando con mis amigos en la Zona Rosa, hace ya ocho años. Está en un tercer piso de Londres 167 y lo atiende un matrimonio de coreanos que hablan en un español apenas comprensible. Las salas son privadas, por lo que no tienes que humillarte en público.

En aquel entonces había una sala, una bola de espejos, una pantalla, una mesita y, sobre ella, un control para programar las canciones de un catálogo que nos parecía inmenso, con éxitos en español, inglés, coreano y japonés. Se convirtió en nuestro lugar favorito, luego lo vimos convertirse en todo un clásico de la ciudad. La lista de canciones —lo sabemos ahora— es limitada, tal vez requiere de actualizaciones, pero eso no importa porque están las básicas. El servicio es amable y te explican con detalle cómo usar las instalaciones.

Cuidan que todo esté limpio siempre. Si llegas a olvidar algo te lo guardan con honradez suprema. Con el paso de los años han reunido pelucas, sombreros bizarros y estolas de plumas, que al parecer funcionan como amuletos, para que —como no queriendo— cantes con más confianza bajo ese disfraz precario de estrella de rock.

En definitiva es uno de los karaokes más puros. Incluso cuidan que no te pases de copas y, si eres un buen cliente, te recompensan con un jugoso y dulce melón como cortesía de la casa, para que te refresques antes de irte.

  • Salones privados: Hay salas para 25 personas, para 30 y una especial para 50, que cuenta con baño privado.
  • Tipo de catálogo: Encuentras desde tangos, pop y rancheras hasta los bellos clásicos de nuestras boy bands favoritas, en una máquina coreana con éxitos precargados.
  • Comida: Solo hay botana, puedes encontrar palomitas, chicharrones y frutos secos.
  • Tragos: Si vas en grupo grande, pide cerveza o algún trago. La especialidad es el soju, un licor coreano elaborado con arroz y cebada. Ya de plano, si quieres, también hay botellas.
  • Tip: Reserva con semanas de anticipación y ve en grupo, lleva también pastillas para refrescar la garganta, y ve con toda la actitud para desgañitarte y cantar como nunca.
  • ¿Dónde? Londres 67, Juárez
  • ¿Horario? Lun. a jue., 18:00 a 01:00: vie. y sáb. 17:00 a 03:00

3. Kaito

Estilo oriental y sofisticado

Arriba del restaurante Deigo hay un bar increíble llamado Kaito, en el que te recibe un manekineko, el gatito oriental de la suerte. Hay comida deliciosa —como el Tan Tan Men, un ramen exquisito con carne de cerdo picada y caldo picante— y una coctelería diseñada por la mixóloga Claudia Cabrera, que parte de utilizar el sake como base. Pide el Hattori Hanzo, hecho con sake, St. Germain, cordial de jengibre, lemongrass y cítricos: es súper refrescante.

Todo luce muy normal, gente comiendo y bebiendo, hasta que alguien decide abrir el refrigerador de Ocean Spray que se encuentra en el extremo izquierdo de la barra y, ¡oh, sorpresa!, hay una sala de karaoke privada, con capacidad para 20 personas. El lugar cuenta con carta de alimentos, pero lo ideal es que sólo pidas botanas y no comida formal (para evitar que los aromas se concentren). La sala es supercorrecta, con una pantalla de buen tamaño y sonido de buena calidad. Cuesta 500 pesos la hora, así que, si consideras invitar al menos 10 amigos, es bastante accesible.

  • Salones privados: Uno para 20 personas.
  • Tipo de catálogo: Vía app en un iPad.
  • Comida: Puedes solicitar la carta del restaurante.
  • Tragos: Cocteles clásicos y de autor, sakes, cervezas artesanales y japonesas.
  • Tip: Los miércoles son los días más tranquilos. Reserva por lo menos con una semana de anticipación, para que no te quede singular. Prueba la coctelería.
  • ¿Dónde? Enrique Pestalozzi 1238, Del Valle
  • ¿Horario? Mar. y mié., 17:00 a 22:30: jue., vie. y sáb. 17:00 a 2:00

4. Bocca Cantabar

Old fashioned

En la entrada pueden ser un poco pesados. Esa prepotencia de los antros noventeros que ya está pasadísima de moda, pero que aquí conservan. Quizá es un mal trago, pero lo bueno es que dura poco. Una vez que entras te pones de buenas.

Lo primero es ir a la sección de piano-bar: un espacio pequeño, íntimo, con luces tenues rojas y terciopelos. Hay cantantes profesionales que te inspiran a ir preparando tu repertorio. La noche que fuimos estaba el hermano de Luismi y todos empezamos a corear “Culpable o no”. Pero, ojo, la verdad es que en el lugar te puedes encontrar actores, conductores y gente de la farándula.

Ya con unas copitas encima puedes ir a la sala de karaoke, donde los amateurs sí son bienvenidos. Hay un escenario rodeado de pantallas donde te dan micrófonos inalámbricos para que subas con tus amigos. Ponen la música en pista, pero enriquecida con un tecladista y un baterista. Además, una cantante muy pro te ayuda con los coros o a salvarte con su voz si de pronto te bloqueas.

El ambiente se pone mejor pasada la medianoche. Y hay un punto, ya de madrugada, en el que la gente se anima a bailar al ritmo que impongan los cantores. Al final es difícil no pasártela increíble.

  • Salones privados: Si, hay un piano-bar.
  • Tipo de catálogo: Youtube.
  • Comida: Hay snacks, como cacahuates.
  • Tragos: Bebidas nacionales e internacionales.
  • Tip: Considera la propina. Lleva efectivo para el cover, para los consumos si aceptan tarjeta.
  • ¿Dónde? Campos Elíseos 290, Polanco
  • ¿Horario? Mar., 22:00 a 04:00; mié a sáb., 22:00 a 04:30

5. Palmas Karaokes

Tiene un escenario con cuatro micrófonos y te acompaña una banda en vivo. Los días que no está el grupo —en vacaciones, por ejemplo— no tienen problema en programarte pistas. Hay coctelería clásica y tragos largos, o puedes pedir de plano una botella (lo que te da un plus para tener una mesa lo más cerca posible del escenario).

Existe un catálogo, aunque a veces la banda puede saberse una canción que no esté en la lista, pregunta. Para pedir las canciones te dan unos papelitos en los que pones tu nombre, el de la canción y comentarios. Las mesas suben al escenario por turnos, no desesperes.

Reserva para asegurar tu mesa en el piso de abajo, de otra manera estarás en la planta alta y, aunque es prácticamente lo mismo, evitarás subir y bajar cuando sea tu turno de cantar. Hay cantantes profesionales que animan al público cuando está tímido.

  • Salones privados: No. Aunque puedes reservar toda la planta.
  • Tipo de catálogo: Se ofrece un libro para seleccionar las canciones.
  • Comida: Botanas.
  • Tragos: Coctelería clásica, espirituosos nacionales e internacionales, cervezas y opción de barra libre.
  • Tip: Si amas cantar, ve los miércoles, cuando hay menos gente. Para la fiesta está el resto de la semana. El cover de 250 pesos y te recomendamos hacer reservación. Puedes hacer eventos privados.
  • ¿Dónde? Paseo de las Palmas 530, Lomas-Virreyes
  • ¿Horario? Mié. a sáb., 18:00 a 03:00

6. Wanchan Karaoke

Al estilo aggretsuko

En el interior del restaurante Ton Ton Ramen se encuentra este paraíso. Una vez que has saciado tu apetito con un Tonkotsu y haber tomado un buen sake, lo que sigue es ir a la planta alta para cantar. Al principio parece que te están llevando a los baños, pero al fondo del pasillo hay una puerta que te lleva a una sala apta para que tú y 19 amigos canten a todo pulmón. 

Entre semana está muy tranquilo, y quizá tengas la suerte de que el karaoke esté disponible sin reservación, pero lo mejor es que no te confíes. La hora cuesta 500 pesos. Si trabajas cerca, es uno de los mejores planes after office, para sentirte en un episodio de Aggretsuko.

  • Salones privados: Uno.
  • Tipo de catálogo: Youtube.
  • Comida: Toda la carta del restaurante.
  • Tragos: Sakes, bebidas internacionales, cocteles clásicos y cervezas. Te recomendamos probar el coctel Verde Japón o el Samurai.
  • Tip: Reserva con una semana de anticipación.
  • ¿Dónde? Zacatecas 139, Roma
  • ¿Horario? Lun., 13:30 a 20:15; mar. a sáb., 13:30 a 22:30; dom., 13:30 a 20:00

7. Il Canto

Clásico de Polanco

Es una institución de los cantabares en Ciudad de México que acaba de cumplir 20 años. Tiene un bar de piano para calentar el ánimo, una banda en vivo para acompañar tu dulce voz y shows de cantantes profesionales para darle un break al público. De hecho, mucha gente va sólo por estos shows, así que revisa sus redes sociales (FB: Il Canto Polanco) para conocer la cartelera.

No esperes modernidades, es un espacio a la vieja usanza que, incluso, goza del encanto de la decadencia. Hay que decir que los meseros no siempre son los más amables y se han ganado un sinfín de reseñas negativas en la web. Si tal es el caso, resuélvelo con el capitán.

  • Salones privados: No.
  • Tipo de catálogo: Libro con repertorio de la banda en vivo.
  • Comida: Puedes pedir botanas para acompañar tu drink.
  • Tragos: Bebidas nacionales e internacionales. Cocteles clásicos.
  • Tip: Vístete casual, no vayas en tenis ni fachas. Prepárate para un cover de 300 pesos.
  • ¿Dónde? Campos Elíseos 247, Polanco
  • ¿Horario? Mar. a sáb., 21:00 a 05:00

8. Saint

Para divas LGBTTTI

Es un antro gay divertidísimo, que se distingue por el inmenso candelabro que hay en la planta baja y su pista de baile de leds. Adquirió fama gracias a la La casa de las flores. En la planta alta, después de media noche, dejan abierto el micrófono. Siempre suenan las clásicas de Gloria Trevi, Jeans, Fey y Kabah.

  • Salones privados: No.
  • Tipo de catálogo: Youtube.
  • Comida: No.
  • Tragos: Licores y cervezas.
  • Tip: El cover es 250 pesos, lleva efectivo.
  • ¿Dónde? Campos Elíseos 290, Polanco
  • ¿Horario? Vie., 23:00 a 05:00

9. My Coffee Cup

Para los satelucos de corazón 

Karaokes van y vienen al norte de la ciudad. En la zona ya han instalado unos más modernos pero, con todo, los satelucos siguen yendo a éste con una fidelidad que sorprende. Quizá porque es cómodo, sencillo y sin pretensiones ha sobrevivido intacto 16 años. Si estás por la zona o vives en Satélite, ve.

  • Salones privados: No.
  • Tipo de catálogo: Book y Youtube.
  • Comida: Menú bastante amplio.
  • Tragos: Cervezas, cocteles y gomichelas.
  • Tip: Llega temprano o reserva.
  • ¿Dónde? Pafnuncio Padilla 4, Ciudad Satélite
  • ¿Horario? Mié. y jue., 15:00 a 02:00; vie. y sáb., 13:00 a 02:00

10. A dios le pido

El infalible para solistas de clóset

Es básico si andas por la Zona Rosa. Con una terraza que abre temprano para el precopeo y luego te bajes a cantar. El público es joven y todos cantan reguetón del viejito. Hay un animador que te alienta a pararte en el escenario, sólo hay un micrófono, no hay código de vestimenta.

  • Salones privados: No.
  • Tipo de catálogo: Youtube.
  • Comida: Botana y comida rápida.
  • Tragos: Bebidas nacionales e internacionales.
  • Tip: Cubeta de 10 cervezas por 260 pesos.
  • ¿Dónde? Génova 21, Juárez
  • ¿Horario? Lun. a dom., 12:00 a 02:00

11. Vuela Vuela Retro Bar

Homenaje al pop noventero

Este cantabar está dedicado a los éxitos de los 70, 80 y 90, así que no es casualidad que en su nombre venga la rola de Magneto. Tiene una banda en vivo y es perfecto para que te vistas glam, te hagas crepé y revivas el look ochentero. La decoración va de acuerdo a estas décadas.

  • Salones privados: No.
  • Tipo de catálogo: Canciones en español.
  • Comida: No.
  • Tragos: Hay shots y toda clase de bebidas.
  • Tip: Reserva, porque se llena mucho.
  • ¿Dónde? Calzada de los Leones 135, 3er. piso, Las Águilas
  • ¿Horario? Mié. a sáb., 21:00 a 04:00

12. El Peter Cantabar

Fiestas temáticas

Es un clásico de la ciudad y durante años ha sido el lugar imprescindible para el after. Casi nadie llega sobrio y siempre está lleno. Es un lugar de precios accesibles, ambiente cutre y está dedicado a la memoria de Pedro Infante. Es ideal para que le muestres al mundo tus gustos más culposos.

  • Salones privados: No.
  • Tipo de catálogo: Book.
  • Comida: Los tacos de El Gallito.
  • Tragos: De todo.
  • Tip: Entérate en FB de los eventos.
  • ¿Dónde? Insurgentes Sur 2351, San Ángel
  • ¿Horario? Mié. a sáb., 21:00 a 03:00

13. Karaoke en el Zócalo

El imperdible del Centro

Imagínate: tú cantando en el Zócalo como Roger Waters o Juan Gabriel. Es una iniciativa gubernamental extraña, pero que agradecemos por ser una experiencia súper catártica ¡y gratuita! Hay una animadora que te presenta y hasta baila tu canción e invita a que toda la gente te haga coros.

  • Salones privados: No.
  • Tipo de catálogo: Youtube.
  • Comida: No.
  • Tragos: No.
  • Tip: Llega a las 16:00 para hacer fila y anotarte, así aseguras que pasarás a cantar.
  • ¿Dónde? Centro Histórico
  • ¿Horario? Vie., 17:00 a 19:00

CÓMO HACER TU KARAOKE EN CASA

Toda fiesta casera vive un upgrade cuando la sala se convierte en el escenario. En los 90 y principios de este siglo, se requería de una “máquina de karaoke”, con frecuencia y limitada. Pero ahora es facilísimo montar uno con estos elementos básicos:

1. SmartTv. Las pistas en CD son una reliquia moderna, pero estamos en el siglo XXI, así que mejor programa todas las canciones que quieras en YouTube y evita eso de rayar los discos o que la canción se salte o se repita eternamente. Si hay internet, se arma la fiesta.

2. Equipo de audio. Si no tienes bocinas suficientes en casa, puedes ir a una de las tiendas japonesas o coreanas de moda. Los precios son accesibles y la calidad, aceptable. Sólo asegúrate de ubicar la bocina en un lugar estratégico para que se distribuya bien el audio.

3. Micrófonos inalámbricos. Los encuentras en tiendas de electrónicos, departamentales y en Amazon. Hay micrófonos especiales que funcionan con Bluetooth o desde tu smartphone. Te recomendamos que tengas por lo menos dos, para evitar posesiones.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?