Estás leyendo:
Ciudad ¿Por qué está cerrado el Polyforum Siqueiros?
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Ciudad

¿Por qué está cerrado el Polyforum Siqueiros?

PUBLICIDAD

¿Por qué el Polyforum Siqueiros está cerrado? ¿Acaso lo van a demoler o simplemente lo están remodelando? Entérate de lo que sucede con este monumento.


¿Por qué está cerrado el Polyforum Siqueiros?

En la Ciudad de México es normal encontrar edificios abandonados. Sin embargo, esta construcción en particular no es como cualquier otro, pues en él se albergan algunas obras de arte más importantes del país. Hablamos del Polyforum Siqueiros.

El Polyforum es una obra artística creada por uno de los artistas plásticos más importantes de la historia de México: David Alfaro Siqueiros. El recinto cuenta con una serie de murales que nos cuentan a través de trazos la historia de México. 

Este video te puede interesar

PUBLICIDAD

Entonces, ¿cómo puede ser que una obra así de relevante no pueda ser visitada por todos? A escasos metros de la estación del Metrobús se encuentra lo que es el mural más grande del mundo con cuatro mil 600 metros cuadrados de paneles articulados y que poco a poco está perdiendo sus colores, sus imágenes y su vida.

Jornada de actividades gratis por los 60 años de la Casa del Lago

Polyforum Siqueiros: el mural más grande del mundo está en peligro de desaparecer

Pintados en Cuernavaca y traídos desde allá por comentarios del presidente Díaz Ordaz, los murales de Siqueiros reposan bajo el sol y lluvia que poco a poco los van borrando. Como cualquier otra obra, necesita de restauración y mantenimiento. Todo esto suena lógico pero no es tan sencillo como lo parece pues se presentan varias dificultades para poder realizar estas labores.

El edificio que sostiene a estos murales pertenece a la familia Suárez, siendo Manuel Suárez y Suárez quien contrata en un inicio a Siqueiros para que le pinte esos murales, los cuales posteriormente serían declarados como patrimonio nacional. Es así como surge esta ambivalencia entre un edificio privado pero público a la vez. 

Siqueirps hizo estos murales a petición de Manuel Suárez

Los problemas del Polyforum inician desde la construcción misma, pues en aquel entonces se utilizó el material más innovador de la época, el asbesto. Incluso el edificio mismo como tal no tiene techo, es otra parte de los murales la que está encima de todo que con el paso de tiempo se ha ido deteriorando. 

La estructura sobre lo que están montados los trazos es novopan, este material que luce como madera pero no es ni de cerca tan resistente. Cuando llueve el agua se filtra no sólo a través de los murales exteriores, si no que logran pasar a la parte interna del foro y comienzan a comprometer la obra interna.

Experiencias en Chapultepec: redescubre el mejor parque del mundo

Algunas partes del exterior han sufrido algunos colapsos debido a que al igual que el asbesto, se utilizaron tornillos en su momento útiles pero no aptos para durar tantos años. A pesar de esto se han logrado restaurar 5 murales, sin embargo los demás incluyendo la parte superior (la más afectada) puede ser rescatada, no en su totalidad pero sí una parte considerable, esto determinado por el Centro Nacional Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (CENCROPAM).

De esta forma es que la cara externa del Polyforum luce mal, como el rostro golpeado de un boxeador sin ser atendido. Si sus paneles fueran dientes, varios de ellos están picados por las caries.

¿Qué acciones se están tomando para salvar al Polyforum Siqueiros?

Si bien es un edificio privado pues sigue perteneciendo a la familia Suárez, como tal, las obras de Siqueiros pertenecen a la nación, dándole un carácter público y por ende responsabilidad del gobierno desde que se nombró como monumento artístico nacional.

Esteban Suárez nieto de Manuel nos cuenta que cuando su abuelo falleció “el gran problema” radicó en que no se dejó un fondo para darle mantenimiento al edificio. A diferencia de otras obras como el Franz Mayer, este enorme monumento artístico sufría desde aquel entonces de una carencia fundamental.

Cuando el edificio cae en manos de Manuel hijo, se ve en la necesidad de utilizar de su propio dinero para restaurar cinco murales de doce totales. Sin embargo los costos para darle un buen tratamiento a esta obra magna son muy elevados, imposibles de pagar para una sola persona (habiendo sus excepciones, por supuesto). 

La única opción que ha encontrado Esteban junto con su padre ha sido el hacer uso del predio restante creando un edificio en el que habría departamentos, oficinas y tiendas que funjan como entradas de flujo directo para la restauración y mantenimiento del Polyforum.

Esta decisión no depende únicamente de los Suárez, puesto que al verse incluidas obras que son monumento artístico nacional, decretado por López Portillo el 18 de junio en 1980, por lo que se ven involucrados el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) el CENCROPAM y  la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Ciudad de México (Seduvi). Todo lo anterior provoca que cada vez que se presenta un nuevo proyecto se tarda años en poder realizarse. 

El proyecto de construcción de un edificio para mantener el Polyforum ha estado desde hace 13 años. Han pasado varios proyectos y pasado varios años, pero Esteban Suárez sigue con la lucha de poder consolidar este proyecto. Parece ser la opción más viable pues el gobierno ha desaparecido cualquier intención de apoyar económicamente esta obra.

La decisión y aprobación de cualquier proyecto pasa por muchas manos y ojos. El edificio agoniza mientras espera a ser aprobado. Se cumplirán dos años desde que se pusieron esas vallas metálicas que ocultan el estado y la obra negra de los edificios ya demolidos (los dos restaurantes y el bar). 

Todo en espera a que las autoridades tomen una decisión, la cual se espera llegue pronto, de lo contrario no quedará mucho que restaurar. 

Actualmente se puede visitar el Polyforum gracias a Open House CDMX, un festival de arquitectura en el cual se abren las puertas a 100 edificios para que puedan ser conocidos de manera gratuita. Todo a través de visitas controladas donde las personas pueden ingresar y tener un recorrido para que conozcan la basta historia de los lugares así como las condiciones en las que se encuentran.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD