Estás leyendo:
Ciudad Un nuevo Centro Histórico inspirado en la antigua Tenochtitlán
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Ciudad

Un nuevo Centro Histórico inspirado en la antigua Tenochtitlán

PUBLICIDAD

El arquitecto Julio Amezcua está trabajando en un impresionante proyecto para remodelar el Centro Histórico y traer de vuelta la grandeza de Tenochtitlán.


Un nuevo Centro Histórico inspirado en la antigua Tenochtitlán

Este destacado arquitecto mexicano planea revivir la antigua Tecochtitlán en el Centro Histórico de la CDMX

Julio Amezcua es un joven visionario y uno de los talentos más destacados en la arquitectura de México. Desarrolló proyectos como el Centro de Cultura Digital y la estación de bomberos Ave Fénix.

El nuevo proyecto de Amezcua Studio consiste en remodelar el Centro Histórico de la CDMX. Su inspiración es la arquitectura y tecnología de la antigua ciudad de Tenochtitlán.

Este video te puede interesar

PUBLICIDAD

El Centro Histórico está construido sobre los restos de la gran capital del Imperio mexica. Tenochtitlán era un pequeño islote donde se alzó un impresionante conjunto ceremonial y político. Esta ciudad fue de las más poderosas en Mesoamérica hasta su caída a mano de los conquistadores españoles en 1521.

Los antiguos mexicas lograron superar importantes retos de ingeniería que Julio Amezcua retoma en este impresionante proyecto

Tenochtitlán estaba rodeada por los lagos de Texcoco, Chalco, Xochimilco, Zumpango y el lago de Xaltocan. Utilizaban materiales como tezontle, basalto, andesita y caliza para construir sus edificios. Los fértiles terrenos consistían en chinampas y tenían sistemas hidráulicos para evitar inundaciones. Los acueductos de Tenochtitlán proveían de un excelente suministro de agua. Las calzadas, aceras y canales se diseñaron con un trazado ordenado para el transito de personas y canoas. Sus calles eran alumbradas con antorchas fabricadas con basura reciclada y había un estricto reglamento para el sistema de transporte.

Es por ello que este proyecto de remodelación del Centro Histórico representa un alto grado de dificultad. Julio Amezcua plantea dar solución a la problemática que se vive en el corazón de la CDMX:

Sustentabilidad, seguridad, limpieza y urbanismo

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?