Nuestros sitios
Buscar restaurante
Estás leyendo:
Las maravilla de Roma, la ciudad eterna
Comparte
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio

Las maravilla de Roma, la ciudad eterna

Si pensamos en una ciudad al azar, el primer nombre que nos viene a la mente es sin duda el de Roma, la ciudad eterna, […]


Por: Donde_Ir 10 May 2022
Las maravilla de Roma, la ciudad eterna

Si pensamos en una ciudad al azar, el primer nombre que nos viene a la mente es sin duda el de Roma, la ciudad eterna, el destino soñado de turistas de todo el mundo. No sorprende, entonces, que la demanda de lugares dónde alojarse en Roma es cada vez más abundante, y lo mismo pasa con la oferta, ya que en los últimos años las opciones de alojamiento en la capital de Italia han aumentado de manera relevante.

Esta ciudad tiene un atractivo constante y representa una de las localidades más visitadas del mundo junto con París, Nueva York y Londres. Su estado de urbe llena de historia y de rincones por visitar la hace única, ya que en su enorme tamaño existen una serie de monumentos que se remontan a la gloriosa época del imperio que están todavía muy bien conservados.

Uno de los lugares más emblemáticos y cuya belleza sigue siendo intacta es sin duda el complejo del Foro Romano, el antiguo mercado que se encuentra en pleno casco antiguo, al lado de unas avenidas que certifican la magnitud de esta ciudad. Pasando por estas calles que rebosan de esplendor imperial es posible percibir la importancia y la imponencia del gobierno que hizo que Roma se erigiera como la gran capital del mundo hasta entonces conocido. Cerca del foro, además, está el Coliseo, el antiguo complejo en el que luchaban los gladiadores que hoy en día es sin duda el símbolo más destacado de Roma y sigue atrayendo en su interior millones de turistas durante todo el año.

La fascinación infinita de este monumento es incomparable, aunque muchos turistas se dejan llevar también por la espléndida y única arquitectura del Panteón, un templo romano en el que entra solamente un rayo de sol y representa una de las atracciones más interesantes de un centro en el que entre las famosa Fontana di Trevi y la escalera de Trinità dei Monti el sentido estético tiene su máxima expresión y su mejor respuesta por parte de los visitantes.

Estos últimos dos monumentos citados demuestran cómo la grandeza y el prestigio de Roma no se remiten solamente a los tiempos del imperio, sino que se mide también en perfectas obras de arte de épocas más cercanas. Cruzando rápidamente el río Tiberis, se puede además acceder al pequeño estado de Ciudad del Vaticano, en el que reside la estupenda basílica de San Pedro, la iglesia católica más famosa y grande del mundo. A su lado se hallan los museos del Vaticano, en los que podemos encontrar obras únicas como el Moisés de Miguel Ángel, y la Capilla Sistina, dibujada por el mismo pintor, uno de los artistas más conocidos de la historia mundial.

En Roma, además, la experiencia es total, sobre todo si le agregamos el componente gastronómico. La tradición culinaria local es excelente, y todos los platos típicos de la ciudad sorprenden el paladar de los turistas, que suelen acompañarlo con vinos locales de primera calidad.

Ir a Roma, en definitiva, es una experiencia completa repleta de maravillas.