Estás leyendo:
Cultura Biblioteca Nacional de México, un tesoro nacional
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Cultura

Biblioteca Nacional de México, un tesoro nacional

PUBLICIDAD

Libros con más de 200 años, periódicos del día de tu nacimiento, revistas extranjeras y más. Míralos y leelos en la Biblioteca Nacional de México


Biblioteca Nacional de México, un tesoro nacional

Este año la Biblioteca Nacional de México cumple 150 años de ser la guardiana protectora del acervo bibliográfico nacional. Si no la conoces, te pierdes de un tesoro

¡Lo sabemos! Cuando decimos “biblioteca” lo primero que se nos viene a la mente son estantes repletos de libros, bibliotecarios malencarados y personas que leen casi como si no importara el mundo que está alrededor. Sin embargo, hay un “templo del saber”—una biblioteca, pues— que conserva casi todos los libros que se han impreso en el país en donde incluso puedes ir hojear el diario del día en que naciste. ¿Te quieres lanzar a conocerla? Está al sur de la ciudad.

La Biblioteca Nacional de México, un templo histórico de México

Un inicio muy complicado

Como todos los acontecimientos que se dieron después de la independencia de México, el proyecto de esta biblioteca fue generador de controversias entre liberales y conservadores, ya sabes, ¡política! Y es que los primeros querían establecerla y quitarle el poder de los documentos históricos a la Real y Pontificia Universidad de México, y los segundos que fuer la institución académica la que tuviera el control.

5 bibliotecas públicas para hacer tu tesis (y no plagiarla)

Este video te puede interesar

Finalmente, el presidente Ignacio Comonfort se salió con la suya en 1857 y declaró el inicio de la Biblioteca Nacional de México, como sería llamado el edificio propiedad de la Universidad —por cierto, antecedente de la ahora Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)— y se adscribe a la Secretaría de Educación Pública.

PUBLICIDAD

Biblioteca Nacional de México

Fue hasta 1867 cuando, gracias a Benito Juárez, ésta arrancó labores en el templo de San Agustín, primera sede oficial que entonces contendría un acervo conformado por materiales documentales, bibliográficos y hemerográficos que trajeron de diversas bibliotecas de varios puntos de la capital mexicana.

5 cafebrerías en CDMX para darte un apapacho

¡México, libros, Universidad!

En 1929, la Biblioteca Nacional de México se convierte en una dependencia de la UNAM, y en 1944 se mueve al ex templo de San Pedro y San Pablo donde se establece la Hemeroteca y el Museo Iconográfico; años después nace el Instituto de Investigaciones Bibliográficas y a finales de los 70 se mudan nuevamente a Ciudad Universitaria.

  • ¿Dónde?: Centro Cultural Universitario, Ciudad Universitaria
  • ¿Cuándo?: lun, a vier, de 09:00 a 19:00.

Biblioteca Nacional de México

Aquí encontrarás dos grandes colecciones:

  • Fondo Reservado, que a su vez está dividido en:
    • Obras raras y curiosas: impresos antiguos y modernos que destacan por sus características editoriales.
    • Fondo de Origen: colección de impresos y manuscritos, los primeros que formaron parte de la Biblioteca.
    • Archivos y Manuscritos: documentos personales e institucionales que datan de entre el siglo XV y el XX.
    • Colecciones Especiales: bibliotecas y colecciones creadas por instituciones y personas destacadas de la historia moderna.
    • Publicaciones periódicas mexicanas 1722 – 1917: publicaciones periódicas mexicanas. Registro memoria del mundo de la Unesco desde 2016.
    • Publicaciones periódicas extranjeras 1665 – 1920: colección de periódicos y revistas editados en el extranjero.
    • Microfilmes: más de 10,000 rollos de microfilms
    • También encuentra la Misceláneas hemerográficas y el Fondo García Valseca.

Biblioteca Nacional de México

  • Fondo Contemporáneo: donde encontrarás:
    • Colección General: conjunto bibliográfico compuesto por impresos mexicanos y extranjeros.
    • Sala de Mapoteca: espacio dedicado a la cartografía y geografía mexicana.
    • Sala de Fonoteca: alberga material sonoro en diversos formatos y también hallarás documentos relacionados con la música.
    • Revolución Mexicana: materiales monográficos relacionados a ésta época histórica.
    • Sala de Consulta: estantería abierta a consulta.
    • Sala de Tiflológico: lectura y grabación automatizada, edición de materiales impresos, amplificación de caracteres, transcripción de Braille a caracteres comunes y viceversa.
    • Hemeroteca: tres salas, diarios de la CDMX, de los Estados y Oficiales. También hay de revistas nacionales e historietas.
    • Sala de Materiales Didácticos, de Publicaciones de Organismos Internacionales y Extranjeras.

¿Qué puedo hacer ahí?

A diferencia de otras, la Biblioteca Nacional de México no permite el préstamo domiciliario, pero está abierto para consulta (únicamente la Colección General). Sólo los usuarios mayores de 16 años pueden solicitar préstamo siempre y cuando llenen una boleta y muestren una identificación vigente.

Dónde descargar libros y revistas para leer en la lluvia

Para hacer uso del Fondo Reservado, puedes consultar los requisitos aquí.

Aunque se trate de un centro académico de la UNAM, puedes programar visitas guiadas para conocer los rincones de la Biblioteca Nacional de México. Los grupos pueden conformarse desde tres y hasta 25 personas mayores de 16 años para el Fondo Contemporáneo; el Fondo Reservado únicamente recibe grupos de hasta 15 personas mayores de 18 años conformados por estudiantes, profesores e investigadores. Todos deberán estar acompañados por un responsable de la dependencia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD