Estás leyendo:
Colaboradores El Gran Macabro, la ópera apocalíptica de Ligeti, en la UNAM
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Colaboradores

El Gran Macabro, la ópera apocalíptica de Ligeti, en la UNAM

PUBLICIDAD

La anti ópera El Gran Macabro se presentará el próximo 11 de octubre como parte del festival Vértice de la UNAM, aquí los detalles


Escrito por: Cultura UNAM
El Gran Macabro, la ópera apocalíptica de Ligeti, en la UNAM

Podría llamarse “El Apocalipsis, según Ligeti”, aunque el compositor húngaro prefirió definirla como “una especie de tragicómico, exageradamente aterrador, pero no realmente peligroso, Juicio Final”.

La anti anti-ópera El Gran Macabro, de György Ligeti, quizá el último clásico operístico del siglo XX, será estrenada en México, en su versión integral en concierto multimedia, en la Sala Nezahualcóyotl de la UNAM, este 11 de octubre a las 8 pm, como parte del Festival Vértice. Experimentación y Vanguardia.

Este video te puede interesar

Participan en este montaje la Orquesta Juvenil Eduardo Mata (OJUEM), dirigida por Ludwig Carrasco, el coro de Madrigalistas de Bellas Artes y el Coro Universitario Estudiantil Staccato. Se contará también con la colaboración de Carlos Aransay, como director coral; Rodrigo Cadet, como director asistente y del videoartista Óscar Enríquez.

PUBLICIDAD

El gran macabro  fue estrenada en Estocolmo en 1978 y, posteriormente, revisada por su autor entre 1996 y 1997. Esta pieza llega a nosotros como un complejo arsenal de recursos estéticos, que lo mismo evoca citas del pasado musical, elementos contemporáneos o una vocalidad deslumbrante, y, por supuesto, la incorporación de instrumentos insólitos.

Como antecedente, fue el belga Michel de Ghelderode quien publicó en 1934 su pesadillesca La Balade du Grand Macabre, una farsa sobre la muerte colectiva y el fin del mundo que inspiraría al compositor húngaro, sobreviviente de los nazis y el estalinismo, György Ligeti, para crear  El gran macabro.

Ligeti destacó como un compositor que accedió a los grandes públicos gracias a tu colaboración al lado del monumental cineasta Stanley Kubrick en cintas como 2001. Una odisea en el espacio (1968), El resplandor (1980) y Ojos bien cerrados (1989).

Marcado por las experiencias que vivió en la Segunda Guerra Mundial, Ligeti planteó El gran macabro como un inquietante recorrido, inspirado en los lienzos de El Bosco y Brueghel el Viejo. Se trata de un juego deslumbrante de teatro musical, que combina una visión crítica del ámbito operístico a la vez que una respuesta a las antióperas que proliferaron en los años sesenta, cuando la postura entre la vanguardia era derrumbar la tradición o, mejor aún, quemar las casas de ópera.

A través de los años ha sido considerada una providencial anomalía sonora. En ella, Ligeti construye uno de los más grandes frescos sonoros de la condición humana jamás realizados y una de las últimas óperas que pueden recibir el calificativo de “genial”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?