¡Acceso denegado! La contraseña o el correo electrónico que has introducido son invalidos. Intenta nuevamente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Dónde ver el eclipse de Sol del 21 de agosto en CDMX Dónde ver el eclipse de sol del 21 de agosto en CDMX
BUSCA UN RESTAURANTE
RESERVA UN VIAJE


INICIA SESIÓN

Correo
Contraseña
¿Olvidaste tu contraseña?
O Regístrate con
O con tu correo electrónico
Nombre
Apellidos
Correo Electrónico
Contraseña
Contraseña

Expo LGBT+, el Museo Memoria y Tolerancia sale del clóset

Expo LGBT+
PUBLICIDAD

Para promover la conciencia pública sobre la igualdad y la equidad, el Museo Memoria y Tolerancia (MMyT) abre sus puertas para la exposición “LGBT+”: identidad, amor y sexualidad

El Museo Memoria y Tolerancia vuelve a “poner los puntos sobre las íes” al abrir al público la exposición temporal “LGBT+”; una apuesta que por primera vez, tras siete años de historia, busca acercar al público el tema de la diversidad sexual, y da luz al entendimiento del género y la orientación sexual. La exhibición ayudará al visitante a convivir en armonía y respeto, y a conocer la riqueza de la diversidad cultural, social y sexual de Ciudad de México y… de todo el mundo.

Expo LGBT+

¡Sal del clóset! Lánzate a la exposición “LGBT+” en el museo Memoria y Tolerancia

PUBLICIDAD

La bandera arcoíris corona la recepción del museo. La muestra se relaciona con la comunidad gay y, claro, suena lógico, CDMX fue declarada en noviembre de 2015 ciudad “gay friendly” gracias a sus políticas en favor de esa comunidad, desde la aprobación del matrimonio igualitario hasta los cambios de identidad de género.

  • ¿Dónde? Museo Memoria y Tolerancia. Juárez 8, Centro.
  • Horario: Mar. a vie., 9:00 a 18:00; sáb. y dom., 10:00 a 19:00.
  • ¿Cuánto cuesta? $30 (sólo esta exposición).

Expo LGBT+

Llego a la Sala de Exposiciones Temporales y atravieso un pasillo con retratos familiares. Nada me es extraño, desde siempre la familia ha sido el núcleo de la sociedad, y de ahí parte la definición de nuestra persona. Al atravesar una puerta, entro en una enorme recámara dividida en dos: azul y rosa. Este cuarto explora la identidad de género de las personas —niña y niño— y en letras enormes, sobre lo que parecen ser las puertas de un clóset, las preguntas “¿Quién soy?” y “¿Quién me gusta”.

Centro Cultural Jauría Trans, un foro para la diversidad

Al observarlas, recuerdo mi propio proceso de descubrimiento, todos pasamos por ahí pero no para todos es tan sencillo. Atravieso aquel umbral y me encuentro en la oscuridad mientras escucho preguntas que bien podrían sentirse como cuchilladas para la mente y emociones de las personas que, en su andar, descubren que son diferentes: que les gustan las chicas aunque son mujeres, o que siendo hombres físicamente, su mente y emociones los hace sentirse mujeres. Sí, estoy dentro de un clóset y tengo que salir.

Expo LGBT+

Abro una nueva puerta y se hace la luz. Esta sala, en la que imperan los colores del arcoíris, me explica el significado de las palabras LGBTTTIQ y me responde algunas dudas: ¿por qué la heterosexualidad no entra en estas siglas?, ¿qué significa salir del clóset?, ¿hay que operarse para ser transexual? sin duda, respuestas que abren el panorama al entendimiento de la diversidad sexual y limpian el camino hacia el respeto, la tolerancia y la sana convivencia. Sin embargo —me explican—, no todo es de colores, también tiene su lado oscuro.

Baila vogue en CDMX: casas y ballrooms en la ciudad

El rechazo, la discriminación y el odio hacia la comunidad LGBT+ ha cambiado a lo largo de los años, pero sigue presente en todo el mundo. La organización Letra eSe reveló que de 1995 a 2015 se habían registrado al menos 1,310 casos de crímenes de odio por homofobia. Sin contar las agresiones físicas y verbales, ni las “terapias de curación”, entre otras. Así, descubro que tanto a la sociedad como a la comunidad diversa les hace falta mucho camino por recorrer.

Expo LGBT+

Y ésa es justo la última parte de este recorrido. Un viaje a través de la historia de la lucha de la comunidad LGBT en el mundo y, por supuesto, en México. Se trata de abrir la puerta del clóset social para salir y lograr ver al otro como igual, sin importar sus gustos o su orientación sexual. Esta exposición no sólo nos muestra el camino, sino que invita a sumarnos a la inclusión y el respeto por los derechos humanos, que sí, son para todas y todos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD