Nuestros sitios
Buscar restaurante
Compartir
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio

Las huellas de Juan Rulfo en CDMX: sus calles, colonias, cafés y más

Por: Angélica Medina 10 Ene 2021
Las huellas de Juan Rulfo en CDMX: sus calles, colonias, cafés y más

A 35 años de su fallecimiento, nos dimos a la tarea de seguir los pasos de Juan Rulfo, como ecos que dejó el autor de Pedro Páramo en la Ciudad de México. 


Juan Rulfo es sin duda alguna, uno de los autores más importantes de la literatura mexicana y universal, no obstante también fue uno de los tantos habitantes que recorrió este gran monstruo gris que conocemos como la Ciudad de México.  Nacido en Sayula, Jalisco, un 16 de mayo de 1917, pero huérfano de padre y madre, se mudó a la capital, poco antes de cumplir los 20 años de edad.  Aquí escribió sus más grandes obras como Pedro Páramo (1955) y El llano en llamas (1958). 

Al igual que muchos otros escritores famosos, tales como Poniatowska, Paz, Monsiváis o Fuentes; para Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, la capital se convirtió en su inspiración. A través de sus ojos melancólicos, la urbe logró evocar ese sentimiento de exilio y añoranza por el campo, que quedó plasmado en sus textos. 

Este video te puede interesar

A más de 100 años de su nacimiento y a 35 de su fallecimiento, recordamos que a pesar del tiempo, aún se pueden ver las huellas que dejó Juan Rulfo en CDMX; tanto en las colonias donde vivió, como los cafés que frecuentaba e incluso los lugares que ahora llevan su nombre en homenaje.

10 libros para leer en cuarentena y dónde pedirlos a domicilio 

Juan Rulfo en cdmx

FOTOS: Fundación Juan Rulfo

La Cuauhtémoc de Rulfo

Al rastrear los pasos de Rulfo surgen ecos similares a fantasmas, iguales a los edificios que alguna vez fueron el centro de la vida en la urbe; pero hoy apenas sobreviven sus fachadas para combatir el olvido. Tal es el caso del Cine Variedades uno de los favoritos del escritor.

No obstante, hay otros que han adquirido cierta fama literaria, como la Colonia Cuauhtémoc, lugar donde se desarrolló la vida cultural de la capital en los años cuarenta y cincuenta. Tras casarse con Clara Aparicio, Rulfo se mudó a un departamento en la calle Río Tigris, #84. Fue precisamente ahí donde escribió Pedro Páramo y para recordarlo en la fachada del edificio se podía apreciar una placa conmemorativa, que lamentablemente ya no se encuentra ahí, ahora sólo se observan los anuncios ante la emergencia sanitaria por COVID.

Cabe destacar que en este mismo lugar vivió Emmanuel Carballo y hay crónicas que señalan que por sus puertas salían y entraban figuras literarias como Juan José Arreola y Vicente Leñero. Sin olvidar la amena descripción de Elena Poniatowska:

“Le gustaba mucho agarrarse de las ramas de los árboles de la colonia Cuauhtémoc. Después cuando se hizo famoso, caminaba por las calles de Tíber, de Duero, de Ganges, Nazas y Guadalquivir (y) no se le veía por ningún lado la tristeza. Así caminaba Rulfo, platique y platique por los ríos de la colonia Cuauhtémoc”.

De hecho, en la entrevista que hace Leñero a Arreola (¿Te acuerdas de Rulfo, Juan José Arreola?), el elocuente autor describe su vida cotidiana, y como Rulfo en aquellos días, se sentía encerrado, angustiado y más sólo que nadie pero, por otro lado, disfrutaba visitar el Café Nápoles: “En ese tiempo eran las tertulias en el Café Nápoles, donde iba Ramón Rubín y otros que ahorita no puedo recordar, Rodríguez Puga… Villaseñor”.

Arreola también menciona que al final de su vida, Rulfo, era asiduo de la cafetería- librería El Agora, ubicada sobre Insurgentes Sur, casi esquina con Barranca del Muerto; que por razones económicas, desapareció a principios de los años noventa.

5 Libros imprescindibles de Valeria Luiselli que debes leer

Juan Rulfo lufgares donde vivió en la ciudad de Mexico

Los ecos de Rulfo en CDMX

Rulfo vivió su apogeo en la Cuauhtémoc, no obstante antes de consolidarse como escritor, hizo de todo; fue vendedor de llantas, guionista, fotógrafo, empleado en el archivo de la Secretaría de Gobernación y finalmente en el Instituto Nacional Indigenista.

Recién llegado al entonces Distrito Federal, Rulfo estuvo en un refugio de soldados llamado El Molino del Rey. De acuerdo con historiadores, era casa de su tío David Pérez Rulfo y estaba muy cerca del ahora Centro Cultural de Los Pinos.

La CDMX lo cautivó desde el primer momento y así describió sus días: “Mi jardín era todo el Bosque de Chapultepec. En él podía caminar a solas y leer. No conocía a nadie. Convivía con la soledad, hablaba con ella, pasaba las noches con mi angustia y mi conciencia”.

A su vez, un artículo de La Jornada, señala que ya como estudiante vivió en el edificio de Mascarones, ubicado en las calles de Tacuba; y en una casa de huéspedes de ubicación desconocida.

Cabe mencionar que Ciudad Universitaria fue de vital importancia para su formación. Durante su juventud, asistió a la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM; de acuerdo con la Enciclopedia de la Literatura en México, ahí tomó clases de historia del arte e incluso asistió a las conferencias de brillantes intelectuales de la época; como Antonio y Alfonso Caso, Vicente Lombardo Toledano, el filósofo Eduardo García Máynez y, sobre todo, el historiador del arte Justino Fernández.

También está el Centro Mexicano de Escritores, donde fue becario entre 1952 y 1954.  En los pasillos de Yucatán 68, Rulfo sometió a la crítica los cuentos de El llano en llamas y los capítulos de Pedro Páramo, además de su acercamiento a figuras literarias, una de ellas Alí Chumacero. Años después se desempeñó como asesor de esta institución durante dos décadas hasta 1983. 

Con el éxito que trajo la publicación de sus textos, Rulfo cambió de aires. Se sabe que residió en la colonia Juárez, en la Guadalupe Inn y en la Roma Sur, específicamente en la glorieta de Chilpancingo, en el edificio Acro, donde también se exhibe una placa que se lee: “En este edificio vivió de 1963 a 1968 el escritor mexicano Juan Rulfo autor de Pedro Páramo y El llano en llamas”.

La Juárez: conoce la historia de esta colonia de CDMX

los ecos que Juan Rulfo dejo en cdmx

Juan Rulfo en CDMX

Aun se puede encontrar al escritor en las urbe, a través de sus novelas como Los hijos del desamparo, que referencia el callejón de Valerio Trujano (atrás del Museo Franz Mayer), donde un solitario migrante, con un niño en brazos, busca el cobijo de una madre para él y para el pequeño. O bien puedes visitar alguno de estos lugares dedicados a Juan Rulfo en CDMX:

Centro Cultural Juan Rulfo 

La antigua Casa de Cultura Mixcoac cambió su nombre en 1986, para convertirse en el Centro Cultural Juan Rulfo, en homenaje póstumo al escritor mexicano. Fue remodelada y se reinauguró el 22 de febrero de 2020. El inmueble data del siglo XX. Es un edificio arquitectónico de estilo porfiriano y fue sede de la Delegación Benito Juárez.  En 1979 el artista Francisco Othon Eppens Helguera plasma su obra en un mural que se encuentra en la entrada principal.

  • ¿Dónde? Campana 59, Insurgentes Mixcoac, Benito Juárez, CDMX

Chapultepec

A un costado del Lago Menor, se erige un busto de bronce de Rulfo, acompañado por los de Sor Juana Inés de la Cruz, Alfonso Reyes, José Guadalupe Posada, Ramón López Velarde, Joaquín Fernández de Lizardi, Juan Ruiz de Alarcón, Salvador Díaz Mirón y otros mexicanos ilustres.

  • ¿Dónde?  Bosque de Chapultepec II Secc, CDMX

Jardín Juan Rulfo

En este jardín se rinde homenaje al escritor jalisciense, también hay un busto del escritor, además de bancas donde podrás descansar y contemplar las fuentes que están en el centro del sitio.

  • ¿Dónde? Av. Insurgentes s/n, Roma Norte, Cuauhtémoc.

Metro CDMX 

Rulfo sigue recorriendo la capital y los ciudadanos lo podemos ver en la Línea 3. En 2015 el Metro homenajeó al escritor con un convoy rehabilitado que va de Indios Verdes a Universidad. De acuerdo con  el gobierno, el tren de Juan Rulfo en CDMX representó una inversión de 30 millones 991 pesos para la compra de refacciones y materiales nuevos.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable
Descarga AQUÍ el especial TODOS LOS CAMINOS LLEVAN A LA ROMA¡Descárgalo GRATIS!