Estás leyendo:
Cultura La crisis del IMER y por qué necesitamos la radio pública
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Cultura

La crisis del IMER y por qué necesitamos la radio pública

PUBLICIDAD

El Instituto Mexicano de la Radio se encuentra bajo una crisis financiera que, de no ser atendida, sería una gran pérdida para la radio pública y la cultura


La crisis del IMER y por qué necesitamos la radio pública

ACTUALIZACIÓN: El Gobierno Federal confirmó que se liberó el presupuesto y las estaciones del IMER continuarán con sus transmisiones normales con locutores.


Las pésimas condiciones económicas en que laboran desde hace muchos años los trabajadores del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) no eran ningún secreto. En más de una ocasión conocimos los diferentes testimonios de empleados que exigían contratos fijos, un sueldo justo y mejores condiciones laborales. Sin embargo, la crisis económica de esta institución llegó a un punto de quiebre que desató el descontento de muchos de nosotros, principalmente por la gran pérdida que el recorte presupuestal causaría en la radio pública y en general en la cultura.

Este video te puede interesar

Reducen presupuesto al IMER

La crisis del IMER ¿por qué se van los locutores?

Luego de que este 25 de junio, el periodista, académico y locutor Ricardo Raphael anunciara su renuncia al IMER durante la transmisión de su programa “Réplicas” —emitido a través de Horizonte Jazz 107.9—, comenzó la indignación del público a causa de las razones que expuso ante su partida, en las que dejó ver la precaria situación monetaria por la que atraviesa actualmente el IMER, debido a un recorte presupuestal:

¿Cuáles son las pérdidas con el recorte presupuestal al IMER?

Hasta ahora se sabe que el recorte presupuestal, de aproximadamente 11 millones de pesos, afecta directamente a más de 200 personas que laboran en el IMER —el 35% de su plantilla—, principalmente a aquellos que no tienen un contrato y trabajan por honorarios como freelance, entre los que se encuentran locutores, guionistas, programadores y productores. Asimismo, desaparecerán cuatro emisoras: Radio México Internacional, Música del Mundo, Interferencia HD y Jazz Digital. Además, el Sistema Nacional de Noticiarios perderá 17 de sus 49 empleados.

Estas bajas representan una gran pérdida para la radio pública en México; y es una prueba más del poco interés o falta de estrategia que la administración en turno tiene en lo referente a la cultura, que en los últimos meses ha sido uno de los sectores que más se ha visto afectado en cuanto a recortes financieros bajo el discurso de la llamada austeridad.

Despidos masivos por recorte de presupuesto al IMER

Una de las estaciones que seguro conoces y que se verá afectada es Reactor, la cual se quedará sin locutores a partir del 1 de julio, porque todos están como freelance.

De acuerdo con Romina Pons, quien laboró como gerente para Reactor de enero de 2014 a abril de 2017, la situación con los pagos atrasados en el IMER, tristemente, cada vez es más normal, porque se da desde hace varios años. Aunque, si bien las condiciones han sido precarias, nunca habían estado en riesgo de cerrar, como está sucediendo ahora. “El IMER siempre ha estado mal, pero nunca tan mal como con esta nueva administración”.

Quienes aman el jazz seguro han sintonizado Horizonte; estación que también declaró que su programación se verá afectada por todos estos problemas. Así que tendremos que decirle adiós a los programas especializados en jazz, oferta que difícilmente encontraremos en otra radiodifusora. Esto por si no fuera suficiente la desaparición de Jazz Digital.

Si no se aprueba el presupuesto necesario, a partir del 1 de julio dejará de transmitirse una gran cantidad de programas de diversas estaciones, como Reactor 105.7 de rock nacional e internacional,  Opus 94 de música clásica, Horizonte 107.9 de jazz, entre otras.

Cabe mencionar que desde el 1 de junio de este año, la estaciones en AM (amplitud modulada) dejaron de contar con programas en vivo, entre las que se encuentran Radio Ciudadana 660 de música del mundo, La B grande 1220 de bolero y balada en español y Tropicalísima 1350 de salsa, cumbia y merengue.

Pérdidas en la radio pública por cortes en el IMER

Ante la ola de denuncias e inconformidades a través de redes sociales, el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que no estaba enterado de la situación que se vivía en el IMER y que incluso se dejarían de transmitir programas por el recorte de personal, así que promete revisar la situación y reparar los daños, no sin antes mencionar que en los medios públicos también se tiene que promover la austeridad.

Es una pena que la radio pública tenga que pasar por esta situación y se haya tenido que llegar hasta estas circunstancias para que los responsables del presupuesto se encarguen del asunto. De no hacerlo, la pérdida sería irreparable, ya que se habla de aquellas radiodifusoras que no planean su contenido con base en la agenda o que se rigen por el rating, sino las que se preocupan por ofrecer algo que aporte a la audiencia, desde un disco de jazz que difícilmente escucharás en otro lado, el acceso a un acervo musical que pocas estaciones tienen, o hasta el apoyo a nuevas bandas del rock nacional y otras propuestas.

Estaciones del IMER sufren recorte de personal

¿Existe una solución para la crisis del IMER?

“El problema tremendo que tiene el IMER es que depende de la Secretaría de Educación Pública (SEP), yo creo que debería responder a la Secretaría de Cultura, ya que desde mi percepción a la SEP lo que menos le interesa es el IMER, para ellos están primero sus sindicatos y todas las broncas que tienen”, opina Romina Pons.

Entre los rumores que salen respecto a este problema, se dice que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ya aprobó el presupuesto de 11 millones de pesos que se necesitan, pero que la SEP aún no lo libera. Lo que hace aún más fuerte el argumento que esta institución no debería tener bajo su brazo al IMER sino la Secretaría de Cultura.

No obstante, siempre estará el sueño de que el IMER sea descentralizado y no dependiera económicamente de nadie, como sucede con la CNDH, por ejemplo.

“Si la situación no se soluciona, el lunes 1 de julio comienza el desmantelamiento de la radio pública del país y eso es gravísimo, es desmantelar los medios, está Canal 11, pero el IMER es la red mediática más grande que tiene el Estado mexicano, son 17 emisoras con una gran cobertura. No sólo se estarían perdiendo muchos trabajos, sino que el Estado perdería su infraestructura radiofónica más grande”.

Reactor no tendrá programas en vivo

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?