Estás leyendo:
Cultura Museo de Sitio del Munal: un espacio dedicado a la inusual historia del recinto
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Cultura

Museo de Sitio del Munal: un espacio dedicado a la inusual historia del recinto

PUBLICIDAD

¿Sabías que el lugar del actual Museo Nacional del Arte era la antigua sede de Secretaría Comunicaciones y Obras Públicas? Antes de eso fue donde se embalsamaron por segunda vez los restos de Maximiliano de Habsburgo, descubre más sobre la interesante historia del Munal en su nuevo Museo de Sitio.


Museo de Sitio del Munal: un espacio dedicado a la inusual historia del recinto

Se cumplen 37 años desde que por mandato presidencial en 1982, el Antiguo Palacio de Comunicaciones y Obras Públicas se convirtió en la sede del Museo Nacional de Arte (Munal), con lo que se integró a la red de Museos del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

Para celebrar a uno de los recintos culturales más importantes de CDMX, se abrió un espacio dedicado a la historia del Munal: un nuevo museo de sitio. Aquí se expondrán documentos y reproducciones de imágenes que destacan los momentos clave en su construcción; así como detalles de arquitectura, pintura y decoración.

Este pequeño espacio busca dar a los visitantes un viaje a las entrañas de un edificio emblemático que alberga varios secretos. Te contamos por que vale la pena visitarlo.

Exposición ATL, tierra, viento y fuego; sublime sensación en el MUNAL

Munal interior

Munal: De Hospital a Palacio de Comunicaciones y Obras Públicas

Ubicado entre las calles de Tacuba y Donceles, en el Centro Histórico e inaugurado el 23 de julio del 82, el ahora Munal antes era la sede del Antiguo Palacio de Comunicaciones y Obras Públicas. El magnifico edificio se mandó a construir por el presidente Porfirio Díaz en 1904;  sin embargo el mandatario no estaría para inaugurarlo, ya que los trabajos se terminaron hasta 1913.

Antes de esto, en el siglo XIX, el terreno originalmente se encontraba en la conocida zona de hospitales al norte de la capital y pertenecía al Hospital General de San Andrés, el cual contaba con la farmacia más grande de toda Nueva España. Un dato curioso es que en este lugar se embalsamó por segunda vez, luego de un primer intento fallido, el cuerpo del emperador Maximiliano de Habsburgo, después de haber sido fusilado en Querétaro en junio de 1867.

Sin embargo la historia del inmueble realmente empieza en el siglo XVII, cuando fue noviciado de los jesuitas; no obstante el inmueble quedo abandonado después de que la expulsión de esta orden católica en 1967.

Pasajes de luz: la expo inmersiva de James Turrell llega al Museo Jumex

Antiguo Palacio de  Secretaría Comunicaciones y Obras Públicas

Arquitectura del Munal

El arquitecto italiano Silvio Contri fue el encargado del proyecto para albergar el magnífico Palacio de Comunicaciones y Obras Públicas elegido por el propio del presidente Díaz. Gracias a su magnifico trabajo, el Munal es hoy considerado una de las obras arquitectónicas más importantes de principios del siglo XX en México.

Su hermosa fachada es característica de la era Porfiriana, elaborada en su mayoría con cantera labrada de San Martín Xaltocan, Tlaxcala. Otro de los aspectos más fuertes del edificio es la forma en que se construyó con vigas de acero y una base de cemento, lo que con el tiempo ha influido en su resistencia a los temblores.

Cabe mencionar la belleza de su interior, con detalles de bronce, escaleras, faroles con quimeras (seres híbridos entre humano, dragón y felino), los frisos de cupidos y pinturas beliísimas, en especial en el Salón de Recepciones, permiten reflexionar sobre el ideal estético muy afrancesado que se buscaba durante el Porfiriato.

Actividades imperdibles de la Noche de Museos

Este video te puede interesar

Detalles farolas Munal

Munal: Museo de Sitio  

Dentro del INBAL, este es el primer museo de sitio dedicado enteramente a la historia de un recinto. Cuenta con dos salas de interpretación: Pignone y Coppedé

Pignone, en recuerdo de la fondería florentina, en la cual se realizaron las fundiciones del hierro artístico y de bronce empleadas en el proyecto de edificación. Coppedé es el apellido de la familia italiana con formación en arquitectura y diseño que se encargó de la decoración general del Munal.

El público obtendrá una mirada más significativa a través del valor histórico de este recinto; ya que cuentan con una maqueta de cómo se veía cuando se inauguró; además reproducciones fotográficas del Archivo Cassasola y de Guillermo Kahlo (sí el papá de Frida). También podrás ver una parte que se cayó del techo como consecuencia del Terremoto de 1985. Además como parte de la linea del tiempo encontrarás datos de La Plaza Tolsá. Un espacio afuera del museo dedicado al escultor de origen valenciano, Manuel Tolsá, creador de la célebre pieza El caballito.

En diferentes momentos los materiales expuestos se rotarán para ofrecer una experiencia de visita plena. Asimismo el Munal ha diseñado un amplio programa que comprende actividades educativas, visitas guiadas, talleres y recorridos autogestivos.

PUBLICIDAD

Munal Museo de Sitio

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?