Olvidando recordar, una obra que homenajea los lazos familiares

PUBLICIDAD

La historia de Rosie y su abuela es recreada en esta escenificación. Su relación es tan fuerte que la niña aprende a olvidar las cosas que la lastiman y la hacen parecer diminuta.

Olvidando recordar ahonda en la relación entre una abuela y su nieta, la cual muchas veces significa una complicidad de cariño, travesuras, cuidado y ternura, que traspasa las fronteras maternales. Gracias al amor que Rosie siente por su abuela, aprenderá a superar los obstáculos que la empequeñecen.

Olvidando recordar se presenta en el Centro Cultural del Bosque

PUBLICIDAD


Su afecto será tan sólido, duradero e incondicional, que aún después de la muerte de su abuela, sabrá recordarla y poner en práctica sus enseñanzas.

“En la puesta se penetra en la visión femenina de las tres generaciones: abuela, madre e hija. Cada una con sus propias experiencias y maneras de ver la vida. ”Desde el inicio existe una relación muy estrecha entre abuela y nieta, un vínculo que crece y crece hasta la muerte de la abuela y el duelo por su ausencia. La madre, aunque aparece brevemente, es fundamental en la construcción dramática de la obra.

1917, la ganadora al Globo de Oro a mejor película dramática


“La presencia de los abuelos es muy importante en el crecimiento de los niños. Son sus compañeros de juego y  cómplices, comparten un amor incondicional que no se olvida, aún en la vida adulta”, detalla la directora Sandra Rosales.
La obra es de Finegan Kruckemeyer, irlandés radicado en Australia que ha escrito más de 80 obras para niños y jóvenes. El elenco lo integran Abbud, Mariana Morales y Reneé Doval; la escenografía y diseño de vestuario son de Teresa Alvarado.

Las mejores obras de teatro de la década del 2010 en CDMX

 

PUBLICIDAD