Ciudad Restaurantes Comunidad

¿Quieres recibir nuestras recomendaciones diarias?

CULTURA

¿Qué es el body neutrality y cuál es la diferencia con el body positivity?

¿Sabes qué es la corriente del body neutrality? Aquí te damos su definición y te explicamos la diferencia con el body positivity. 

Escrito por: Camila Ferrusquía

¿Sabes qué es el body neutrality? Aquí te damos su definición y te explicamos la diferencia con el body positivity.

El body neutrality es un movimiento que centra su atención en lo que pueden hacer nuestros cuerpos por nosotros, en lugar de darle prioridad a la apariencia. La idea comenzó a formarse en el 2015, cuando la ex entrenadora Anne Poirier creó el “Taller de body neutrality” en Vermont, Estados Unidos. 

Este video te puede interesar

Comúnmente se le compara con el body positivity, un movimiento anterior que nos incita a amar nuestros cuerpos, sin importar su forma. Se podría decir que la diferencia entre ambos está justamente en la percepción del físico. 

 

Body Positivity

El término body positivity surgió en los años sesenta para promover el pensamiento de que todos los cuerpos eran bellos, incluyendo aquellos que no encajaban en los estándares eurocentristas de la época. Con el paso del tiempo, se convirtió en una filosofía relevante y recibió el apoyo de celebridades reconocidas como Selena Gómez.

En años recientes, el body positivity se ha enfrentado al body shaming, que es la crítica superficial hacia el aspecto físico de alguien más. Para los defensores del movimiento, el sentirse bien se relaciona con que puedas reconocer tu belleza en todos los sentidos. 

 

¿Qué dice el body neutrality?

Este “nuevo” concepto expresa que la manera en cómo te sientas contigo mismo no tiene nada que ver con la manera en que luces. No se trata de redefinir los estándares de belleza, sino de pasarlos a un segundo plano o de ignorarlos por completo.

En el body neutrality no existe la necesidad constante de amar nuestra apariencia y busca ir más allá de esta. Además, señala que es completamente normal y válido que no te gusten ciertos atributos de tu cuerpo; lo más importante es que aprendas a convivir contigo mismo.