Estás leyendo:
Game Of Thrones Game of Thrones: The Last Watch. Lo bueno, lo malo y lo feo
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Game Of Thrones

Game of Thrones: The Last Watch. Lo bueno, lo malo y lo feo

PUBLICIDAD

Este documental muestra el heroico y descomunal trabajo que implicó realizar la última temporada de Game of Thrones; sin embargo al igual que el final de la serie, nos dejó con un sabor agridulce.


Game of Thrones: The Last Watch. Lo bueno, lo malo y lo feo

Los esfuerzos por hacer la octava temporada realidad no tienen precedentes. Ciertamente el trabajo de todos los involucrados, desde los productores, actores, extras, artistas de maquillaje; hasta las personas encargadas de las pelucas, cuenta como piezas indispensables para que la conclusión de Game of Thrones pudiera llegar de manera digna a nuestras pantallas.

Bajo la dirección de Jeanie Finlay, con la producción ejecutiva de David Benioff., D.B. Weiss y Bernadette Caulfield, este documental nos lleva al detrás de cámaras de la serie televisiva más grande y más vista de la historia. Te contamos lo bueno, lo malo y lo feo de  The Last Watch.

Los mejores 10 capítulos de Game of Thrones

the last watch game of thrones

The Last Watch: el documental de la última temporada de Game of Thrones

Lo bueno 

El verdadero trabajo de producción

Sin duda la magia de la serie surge directamente de la manera en que todo el equipo de producción trabaja. No es fácil acoplar los esfuerzos de tantas personas, cada una con tareas especificas desde elegir locaciones, crear los vestuarios, los accesorios, etc; aquí vemos un poco de todas esas pequeñas partes que conformaron la enormidad de Game of Thrones. Resalta el trabajo de Bernie Caulfield, conocida como el corazón de GoT, quien a partir de la segunda temporada se encargó de hacer realidad cualquier cosa que estuviera en el libreto, principalmente coordinar todo lo que fuese necesario: desde los efectos especiales, hasta conseguir los osos o lobos.

productores game of thrones

La lectura del guión

Una de las partes más emotivas es cuando todo el cast con los productores se juntan para leer el final de Game of Thrones. La última lectura de guión cuenta con momentos imperdibles: cuando Arya mata el Rey de la Noche, todos le aplauden a Maisie William; seguido por la muerte de Varys en manos de Daenerys, la reacción de coraje que no pudo ocultar Conleth Hill dice mucho del descontento con el guión; y para finalizar cuando Jon besa a Dany para después matarla. Kit Harrington no puede contener la sorpresa y el llanto, a lo que se suman las divertidas expresiones en el rostro de Emilia Clark.

Lugares utópicos ¡Descubre las locaciones reales de Game of Thrones!

Este video te puede interesar

La batalla de Winterfell

Algo que también resulta único es ver la manera en que Miguel Sapochnik realiza su trabajo como director. Cabe mencionar que en su trayectoria en la serie cuenta con dos capítulos épicos: Hardhome y la Batalla de los Bastardos. Aquí podemos ver cómo se desenvuelve con los actores y el equipo de filmación en un difícil rodaje nocturno.

Lo malo 

Las decisiones

Quizá lo más difícil es tomar las decisiones correctas al momento de trabajar en una superproducción como lo fue Game of Thrones. Este documental nos muestra esos detalles y nos lleva a entender porque Jon no se despidió de Ghost, debido al presupuesto; o porque El desembarco del Rey se ve diferente, ya que construyeron toda una réplica del lugar, que necesitaban para hacerla explotar.

PUBLICIDAD

director game of thrones

El ritmo

Aunque comienza bien con una agradable mezcla que va entre las voces de las personas que encabezan la producción, hasta llegar a los extras; después de la mitad esto desaparece. Poco vemos de los actores e incluso de los propios miembros de producción, para enfocarnos sólo en lo que pasa alrededor. Tanto así que sólo se muestra el último día de filmación de Emilia Clark y de Kit Harrington (sin contar el Rey de la Noche y Ser Jorah, quienes mueren en el tercer capítulo). Esto da como resultado que no exista un acercamiento íntimo que esperaríamos de un documental así.

Lo feo

La duración

Aunque el documental busca alejarse de lo tradicional y presenta una parte pocas veces vista de la producción enfocándose en aquellos que de verdad hicieron Game of Thrones; por ejemplo las vendedoras dentro del set, el encargado de montar o crear los escenarios, la mujer que lleva la peluca de Daenerys Targaryen; esto resulta contraproducente

Como ya mencionamos el ritmo deja mucho que desear, son tantas las voces en las que decidieron enfocarse que al final se vuelve tedioso: con Barrie y Sarah Gower, los artistas de maquillaje, quejarse por no haber visto a su hija en dos semanas, o el hombre encargado de la maquina de nieve en Italica, completamente sobrado porque no tiene nada que hacer. Al igual que ellos, ya queríamos que todo terminara. 

Cinco frases que debes aprender en valyrio si ves Game of Thrones

Tanto para nada

Alguien que logra robar cámara es uno de los extras: Andrew McClay, quien estuvo desde las primeras temporadas. Su entusiasmo es palpable mientras cuenta sobre las escenas en las que ha participado y las veces en que pudo hablar con los protagonistas. Además es realmente adorable la manera en que ve y admira a Kit Harrington: “¡The true King In The North!” Es el fan que todos llevamos dentro y que, nos atrevemos a adivinar, seguro terminó decepcionado con el desenlace de la serie. 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?