Estás leyendo:
RESTAURANTES Astro Santo: Cantina con botana mexicana clásica
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

RESTAURANTES

Astro Santo: Cantina con botana mexicana clásica

PUBLICIDAD
Tipo de comida: Bares Ubicación: Roma Precio: Sucursales: Ver sucursales
Vuelve a la Roma de Las batallas en el desierto, disfruta la calidez y sencillez de un lugar al que querrás regresar.
Astro Santo: Cantina con botana mexicana clásica

Cuidado. Abre bien los ojos y no te dejes despistar por los negocios de al lado. Esta cantina es un pequeño local sobre Orizaba.
Y tal como dice el dicho: “chiquito pero picoso”.

Astro Santo: la cantina y mezcalería de moda en la Roma

La carta es breve, dicen ellos que es para no perderse e ir directo al grano: ofrecer un menú que te dé lo que estás buscando. No es necesario pedir entrada, porque los amables meseros te reciben con una botana: un platito de cacahuates españoles y otro con papas cambray al chipotle, nada picantes, sólo bien sazonadas, para que disfrutes la botana. Desde ahí ya te sientes apapachado. La carta incluye platillos como tortitas de huauzontles, caldo de res, fideo seco con chorizo, burrito de carne, tacos de cochinita pibil, chamorro y salpicón de res, ceviche de pescado, y postres clásicos, como flan napolitano y arroz con leche.

Probé casi todo (adiós dieta…) y puedo decir que los musts son el taco de chamorro y las tortitas de huauzontles. El primero es jugoso, ligeramente grasoso, con tortilla de tamaño normal y bien sazonado. Si eres de buen diente, pide dos o tres, lo que tu panza te dicte. Las tortitas de huauzontle son como ganarse la lotería: valiosas y tradicionales; vienen sin ramas, con un poco de huevo y caldillo de jitomate. Sentirás, como en Ratatouille, que un platillo sencillo y de la infancia te devuelve la esperanza en el mundo. Tal vez incluso recuerdes algún platillo de tu abuelita. El espacio es íntimo, así que no tendrás que preocuparte por el ajetreo de las grandes cantinas.

El color de las paredes es verde grisáceo, tiene una barra de madera, plafón, lámparas circulares, alrededor de ocho mesas para cuatro personas (que pueden juntarse si los asistentes vienen en grupo) y las paredes están ocupadas por fotografías de cantinas de otra época. Las bebidas son clásicas: cervezas, cubas, mezcales, gin tonics, whiskies, anís, etcétera. Tienen cervezas de barril y de botella, pero no encontrarás una oferta de cervezas artesanales.


A la hora de la comida todos son bienvenidos (incluso los niños), pues tienen un menú que cambia a diario. El ambiente es muy relajado, agradecerás ir en viernes a pasar un buen rato. Además, si eres vecino de la zona: ¡felicidades!: tendrás descuento permanente para comer o echar una chela.

Te puede interesar: Cantinas baratas en la Ciudad de México

SUCURSAL Roma Direccion: Orizaba 87 Teléfonos: 015586620006 Horarios: Jueves a Sábado de 13:00 pm a 01:00 am
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD