Conoce nuestros sitios
Estás leyendo:
RESTAURANTES Bajel, el lado punk de la cocina mexicana en la Cuauhtémoc
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

RESTAURANTES

Bajel, el lado punk de la cocina mexicana en la Cuauhtémoc

Tipo de comida: Mexicana Ubicación: Cuauhtémoc Precio: Sucursales: Ver sucursales
Con un menú arriesgado, basado en los fermentos, el chef Luis Escamilla ofrece un viaje sensorial que te sumergirá en la tradición y la cultura gastronómica de México.
Bajel, el lado punk de la cocina mexicana en la Cuauhtémoc

Para entrar a Bajel hay que ir dispuestos a probar platillos únicos. Sabemos que suena a cliché, pero los sabores propuestos por el chef Luis Escamilla son exóticos, únicos y complejos; te prometemos que te dejarán sorprendido, incluso pueden causarte un efecto Ratatouille.

bajel
El menú es sencillo en su división: insectos, fermentos, vegetales, mar y tierra. Pero de ahí a que sea simple, hay un abismo. Escamilla, chef de 28 años que tiene la experiencia de Biko y Dulce Patria, en México; Aramburu y Chila, en Argentina y, finalmente, en el restaurante Daniel Berlin Krog, en Suecia (con dos estrellas Michelin), cuenta con un laboratorio de 110 fermentos —más los que seguramente han nacido desde nuestra visita—; algunos de ellos son: kimchi, BBQ, tepache, kombucha y kéfir, por mencionar los más conocidos, pues una de las características de esta cocina es la libertad creativa y de experimentación. Colores, sabores, aromas y texturas es lo que encontrarás desde el principio.

Bajel platillo
En el menú se incluyen platillos elaborados con escamoles y chicatanas; productos de las costas nacionales, como pulpo y plancton, incluso, insumos como berenjena o carne wagyu orginaria de México.
Todas las presentaciones son laboriosas, quizá la que más nos impresionó fue, precisamente, la de los escamoles con chicatana. Sin embargo, en cuanto a sabor y sensaciones, nuestros favoritos fueron la kombucha con jitomate, y el ají con plancton y siete algas distintas, de sabor parecido a un clamato negro. El pulpo con alpiste es un sabor a la segura, aunque, si buscas algo más elegante, el wagyu con mole y trufas te llevará al nirvana.

Sweet dreams

El restaurante se encuentra dentro del Hotel Sofitel sobre Paseo de la Reforma, donde también podrás paladear los increibles postres de Fernanda Prado, chef repostera de Gelatoscopio.

SUCURSAL Cuauhtémoc Direccion: Reforma 297 Teléfonos: 55 8660 0596 Horarios: Lunes a sábado de 19:00 a 23:00