Conoce nuestros sitios
Estás leyendo:
Dónde Ir Viajes Huamantla: Pueblo Mágico, Tierra de Artesanos
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

Dónde Ir Viajes

Huamantla: Pueblo Mágico, Tierra de Artesanos

Museo del Pulque, Huamantlada y Artesanías. A menos de 2 horas de la CDMX encontrarás este Pueblo Mágico con aires históricos.


Huamantla: Pueblo Mágico, Tierra de Artesanos

Huamantla huele a historia. Entrar a este pueblo mágico es seguir los pasos de Hernán Cortés rumbo a la gran México Tenochtitlan o los de Roberto Gavaldón cuando filmó La Escondida con María Félix y Pedro Armendáriz, en la Hacienda de Soltepec que aún conserva el set como suite principal con el nombre de la diva del cine mexicano.

San Luis Huamantla se fundó el 18 de octubre de 1534. Al caminar por sus calles es fácil reconocer porque le dicen La Brava: por sus huamantladas y su afición a los toros. Pero Huamantla es una tierra de artesanos y la magia de su arte está en sus tapetes de aserrín, su vasta gastronomía y hasta en la añeja tradición del show de títeres iniciada por la compañía Rosete Aranda.

Este video te puede interesar

El arte efímero de los Tapetes de aserrín

PUBLICIDAD

Llegamos cuando ya se había puesto el sol, pero en Huamantla siempre hay fiesta, no solo el 14 de agosto durante La noche que nadie duerme, cuando las calles se llenan de tapetes para festejar a la Virgen de la Caridad.

El sonido de los músicos nos llevó hasta el costado de la Parroquia de San Luis Obispo, ahí Pablo Bonilla ofrecía una fiesta para festejar al milagroso Jesús de Brito, cuya imagen data de más de 700 años. Su familia regalaba tamales y café a todo los visitantes que admiraban la alfombra de aserrín que realizaba el maestro e ingeniero Oscar Lira. Desde hace 20 años se dedica a este arte efímero: “los tapetes se hacen con arena, aserrín, vidrio picado, diamantina o maíz de bellota, y pueden medir hasta 100 metros; las alfombras están inspiradas en figuras religiosas. El artista pinta con anilina las arenas y la viruta; las prepara con un día de anticipación para que el color y la textura de los materiales sea la adecuada. En Huamantla se tiene registro de este arte desde 1870. Al año se confeccionan un promedio de 60 mil metros cuadrados de alfombras y tapetes.

Dispulque, ¿que le sirvo?

A la mañana siguiente fuimos testigos de la obtención del agua miel en la Hacienda de Tecoac. Nos enteramos que sus tierras fueron escenarios de sangrientas batallas como la legendaria del 16 de noviembre de 1876 encabezada por Don Porfirio Díaz, quien le prometió a la Virgen de la Caridad que, si ganaba la batalla, le regalaría su corona, cetro y pluma. Hasta hoy puede verse a la virgen con la corona y el cetro; la pluma se la robaron. La anfitriona, Lourdes Flores ofrece a los visitantes experiencias turísticas: hospedaje en cuartos temáticos, comida típica como el chicharrón en salsa de tecol, los escamoles o el xolostle de alverjón, degustación de agua miel, pulque y curados, así como la entrada al temazcal.

En el campo emergen imponentes cerca de 500 magueyes. Ahí trabaja el tlachiquero Leonardo Ortega, encargado de extraer el agua miel del quiote -centro del maguey-. Ya no usa el acocote de antaño, ese que estaba hecho de calabazo, ahora ocupa un envase de refresco de 2 litros y un popote. El raspado se hace sólo a magueyes que tengan entre 8 y 10 años y se realiza muy temprano, a las 6 de la mañana. Ortega ama su trabajo: “si lo haces con entusiasmo el maguey siempre te responde”.

Los autómatas del Museo del Títere

Para descansar un poco decidimos entrar al espectáculo que se realiza en el teatro del Museo del Títere. Cada fin de semana hay una propuesta diferente de alguno de los 10 grupos de la región. Erika Torres, artesana, y Claudia Mayo, dramaturga, montaron La cosechita. Recordé cuando, antes, este oficio no era bien visto para las mujeres. “Nuestro objetivo es tocar el alma del público.”

Huamantla posee una fuerte tradición de este arte que data de 1835, cuando los hermanos Rosete Aranda comenzaron a ofrecer shows. Su habilidad y perfeccionismo hicieron que Porfirio Díaz llamara a su muñecos autómatas. Fueron tan prolíficos que podían representar hasta tres obras al día, durante 6 meses, sin repetir ninguna. Llegaron a tener 5,500 títeres. Algunos, como Vale Coyote, que inspiró a Palillo y Cantinflas, están en el museo junto a piezas prehispánicas y otras donadas por Taiwan, Ecuador, República Checa, Nepal, Rusia e Indonesia.

Fotografías: Paulo Vidales 

Bordadoras de la virgen de la Caridad

Era necesario hacer una parada en la catedral de la Virgen de la Caridad, ahí nos llamó la atención su espectacular atuendo. Nos enteramos que lo estrena cada año y es bordado por casi 60 mujeres denominadas: las bordadoras de la virgen. Esta tradición tiene mas de 100 años. Su principal precursora fue Carolina Hernández quien vistió a la virgen por 52 años hasta su muerte. La maestra Rosalía López es una de las bordadoras. Desde hace 15 años dona tres meses de su trabajo como parte de su devoción. “Trabajamos principalmente con canutillo de oro y la novedad es el de plata de colores. Me encanta lo que hago, soy contadora y guía de turistas certificada, pero ningún trabajo lo cambio por este, me hace inmensamente feliz.” Bibi (Elvira) Hernández, sobrina de Carolina, adelantó que próximamente se abrirá un museo donde se podrán apreciar alrededor de 45 vestidos. “Es muy complicado calcular el valor de la mano de obra, pero es cercano a los 50 mil pesos.”

Con un curado de guayaba concluimos nuestra ruta en el Museo del Pulque, donde don Juan nos compartió esta entrañable oración: “Ave María, yo no quería, Padre nuestro, que bueno está esto”.

Tips para salir a Puebla y llegar hasta Huamantla

Si quieres visitar la Ciudad de los Ángeles, vienes de Cuatitlán Izacalli y no deseas entrar a la Ciudad de México, puedes cortar camino y ahorrar combustible al tomar el Circuito Exterior Mexiquense de OHL México. Esa vía te llevará a Chalco y de ahí a la autopista México-Puebla.

Si vienes del otro lado del Estado de México (Toluca, Metepec), la forma más ágil y para que ahorres gasolina y tiempo, es tomar por Naucalpan la vía rápida Viaducto Bicentenario hasta entroncar con el Circuito Exterior Mexiquense, ésta te llevará a Chalco y de ahí a la autopista México-Puebla.

Desde Puebla a Huamantla, toma la carretera Amozoc-Perote de OHL México hasta Cuapiaxtla y de ahí la desviación al Pueblo Mágico de Huamantla.

Si viajas de Veracruz a Huamantla, puedes cortar camino vía OHL México Perote-Amozoc. Al llegar a Cuapiaxtla toma la desviación al Pueblo Mágico de Huamantla.

*Viajarás con mayor seguridad.

Descarga GRATIS nuestro especial
Descarga AQUÍ nuestro especial BEBIDAS PRODUCIDAS EN CDMX (Y SUS CREADORES) y aprende de la mano de los mejores ¡Descárgalo GRATIS!