Nuestros sitios
Buscar restaurante
Compartir
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio

La leyenda de la Mano Negra de San Agustín en Morelia

Por: Donde_Ir 27 Ene 2021
La leyenda de la Mano Negra de San Agustín en Morelia

Conoce la leyenda de la Mano Negra del Templo y ex Convento de San Agustín en Morelia. Sólo los valientes se atreven a visitar este lugar.

En la antigua Valladolid, hoy conocida como Morelia, se encuentra el Templo y el ex Convento de San Agustín, un recinto que data del año 1550 construido con influencias góticas, en su interior cuenta con una gran cantidad de obras de arte y reliquias. Actualmente, además de ser un sitio histórico y de riqueza arquitectónica, también guarda entre sus paredes la leyenda de la Mano Negra la cual que se ha mantenido viva por generaciones.

Leyenda de la Mano Negra en el Templo y el ex Convento de San Agustín

El padre Marocho, era un sacerdote reconocido por la comunidad debido a sus virtudes personales y habilidades en la pintura, él se encontraba de visita en el Convento de San Agustín. Una noche el sacerdote se encontraba leyendo en su habitación, lo hacía bajo la luz de una vela. En un punto de la madrugada, escuchó un sonido extraño a lado suyo, al girar la cabeza, vio unas manos negras, cuyos brazos se perdían en la penumbra, una de ellas apagó su veladora; el sacerdote lejos de alterarse habló con aquel ser que lo distrajo de su lectura y le dijo “ahora para evitar travesuras peores, con una mano me tiene usted en alto la vela para seguir leyendo y con la otra me hace sombra a guisa de velador, a fin de que no me lastime la luz”.leyenda de la Mano Negra templo

Este video te puede interesar

Las manos obedecieron las indicaciones del padre Marocho, y una de ellas tomó la vela y la otra le hizo sombra para que la luz no le afectara, así continuaron hasta que el sol salió, al ya no ser necesaria la luz de la vela el sacerdote pidió a las manos: “Apague usted la vela y retírese. Si necesito de nuevo sus servicios, yo le llamaré”; y al igual que la primera vez, las manos acataron la orden y desaparecieron.

El padre se quedó aún varios días más en el Convento de San Agustín, y estableció mayor comunicación con las manos; por las noches le ayudaban a leer y por las tardes le pasaban pinceles para pintar cuadros con los increíbles paisajes de la ciudad de Morelia.

Pueblos Mágicos embrujados en México: duendes, brujas y más

Una noche antes de que el sacerdote partiera del convento, vio nuevamente a la misteriosa mano negra, ésta le señalaba insistentemente una parte específica de su celda. El padre, aunque estaba extrañado por este hecho, no se sintió tentado por ver lo que quería darle aquella mano, pues no ambicionaba riquezas ni tesoros, así que hizo caso omiso de esto, durmió y al día siguiente salió hacia su lugar de origen. Sin embargo, registró este hecho en documentos del Convento de San Agustín.

leyenda de la Mano Negra convento

Muchos años después un novicio de la orden de San Agustín leyó esta historia en papeles antiguos del convento, al mirar con cuidado se dio cuenta de que era la misma celda en la que él dormía, así que fue a su habitación, buscó en el lugar que la mano negra había señalado y ahí encontró un gran tesoro.

Actualmente el Templo de San Agustín sigue en funciones y se ubica en García Obeso #162, en el Centro Histórico de Morelia. Sin duda este lugar es uno de los atractivos que se deben conocer para saber más sobre la historia del destino, además su Pinacoteca es todo un deleite visual para sus visitantes, ésta se encuentra dentro de una capilla lateral, y cuenta con oleos de personajes ilustres de la época de la Nueva España pintados por Javier Tapia.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable
Descarga AQUÍ la edición completa y prueba los mejores postres de la ciudad. ¡Descárgalo GRATIS!