¡Acceso denegado! La contraseña o el correo electrónico que has introducido son invalidos. Intenta nuevamente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Dónde ver el eclipse de Sol del 21 de agosto en CDMX Dónde ver el eclipse de sol del 21 de agosto en CDMX
Ciudad Restaurantes
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.

Mira dónde están los santuarios de las Mariposas Monarca

mariposas monarca
PUBLICIDAD

Conoce los santuarios para ver la hibernación de las Mariposas Monarca

Disfrutar este espectáculo de la naturaleza es como estar viendo un mural que se compone de tan sólo tres colores, y apreciar cómo los árboles parecen cobrar vida y adquieren otras tonalidades; de pronto, seres diminutos son capaces de crear un ambiente único, sí… las Mariposas Monarca llegan a partir de noviembre a Michoacán, y se alojan, entre otras localidades, en Temascalcingo, San Felipe del Progreso, Angangueo, Zitácuaro, Contepec, Donato Guerra y San Felipe del Progreso.

Escrito por: Karen Zanella.  T. @zanella_karen / I. zanella_karen

 

PUBLICIDAD

¿Cuándo? De noviembre a marzo

¿Dónde? Michoacán.

¿Cuánto cuesta? $35 a $40 la  entrada al santuario; donativo voluntario para el guía

Mira dónde puedes hacer ciclismo de montaña cerca de la CDMX 

mariposas monarcaFoto:nuevolaredo.tv

Las Mariposas Monarca llegan a nuestros bosques porque son templados y tienen las condiciones ideales para que puedan hibernar, y mantenerse en reposo hasta que el ambiente sea propicio para reproducirse.

Llegan en noviembre, y escogen el lugar donde van a reposar: para diciembre-enero ya están bien establecidas y se agrupan en los árboles, y en febrero-marzo es cuando se reproducen.

Es como estar viendo un mural que se compone de tan solo 3 colores, visita estos santuarios en Michoacán para ver a las mariposas monarcas. Foto:masdemx

Santuarios para ver las mariposas monarca

Angangueo

Este santuario es muy grande, cada año las mariposas se posan en una zona diferente, por lo que podrías caminar mucho o poco, eso  dependerá de tu suerte. Si vas en noviembre, es cuando hibernan y casi no se mueven, así que verás un mural de mariposas posadas en los árboles.

Los del santuario recomiendan ir en febrero, porque es cuando hace menos frío en la zona, lo que permite volar a las mariposas; con suerte, alguna podría posarse un momento sobre ti. No se permite ingresar con alimentos, pero en el área hay muchas cabañas donde venden comida.

Es como estar viendo un mural que se compone de tan solo 3 colores, visita estos santuarios en Michoacán para ver a las mariposas monarcas. Foto:esdemexicanos.com

Además de ver este espectáculo, en Angangueo hay mucho por hacer, desde visitar el Templo de la Inmaculada Concepción y la Ex Hacienda de Jesús de Nazareno,  hasta conocer los miradores el Mirador, La Cruz de Hierro y el de la Misericordia.

También puedes ir a la iglesia de San Simón Apóstol, al Castillo de Pueblo Amarillo y a las minas y las piedras de jade.

Mira en que playas de México  puedes liberar tortugas 

mariposas monarcaFoto:provina.com.mx

Rosario

Aquí no hay tanto que conocer pero se dice que es el santuario donde llegan más mariposas, la entrada cuesta lo mismo en los tres santuarios. Al ingresar encontrarás guías que te ofrecen el recorrido y te van explicando. Incluso, si no acostumbras caminar mucho, hay caballos que te llevarán a donde están.

Puedes ir de lunes a domingo, abre desde las 9:00 y cierra hasta las 17:00.

Es como estar viendo un mural que se compone de tan solo 3 colores, visita estos santuarios en Michoacán para ver a las mariposas monarcas. Foto:sipse.com

Sierra Chincua

Lo que lo hace diferente a los anteriores lugares es que hay tirolesa, casas de campaña y zona para bici de montaña; también hay caballos, cabañas para comer y lugares para comprar artesanías. Tu guía te puede llevar a la casa del descubridor de la mariposa Monarca.

Recuerda que hay que cuidar de ellas, no se permite hacer ruido, ingresar con comida, tomar fotos con flash o llevarse alguna mariposa.

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD