¡Acceso denegado! La contraseña o el correo electrónico que has introducido son invalidos. Intenta nuevamente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Dónde ver el eclipse de Sol del 21 de agosto en CDMX Dónde ver el eclipse de sol del 21 de agosto en CDMX
Ciudad Restaurantes
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
No, gracias.

Ríndete al placer de Zacatlán

PUBLICIDAD

Si por la tentación de una manzana perdimos el Paraíso, ¿cuál será el precio por disfrutar de las sidras, vinos y cremas elaborados con este fruto? No lo sabemos, pero bien vale la pena correr el riesgo. Y es que al transitar por la calle Independencia de Zacatlán de las Manzanas accedes al andador de degustación licorera más dulce que puedas imaginarte: licores de piñón, amareto, y por supuesto manzana, están a tu disposición.

Zacatlán es un Pueblo Mágico pintoresco, rico en colores, aromas y sabores que te invitan a quedarte. Al llegar al centro nos recibieron dos piezas emblemáticas: la escultura de una manzana gigantesca elaborada en vitromosáico y el Reloj Monumental, donado por la empresa Relojes Centenario, el cual toca una melodía a las 6, las 10, las 14 y las 21 horas; entre ellas el Danzón de Zacatlán, El vals de las olas, Madrigal, Cielito lindo y, en temporada, un popurrí navideño.

Recorrido por el centro

El zócalo de Zacatlán cuenta con tres construcciones arquitectónicas principales, el imponente Palacio Municipal, Templo Conventual Franciscano y la Parroquia de San Pedro y San Pablo.  El templo es considerado la basílica más antigua de México, y cuenta con una enorme pila bautismal, llamativa por su tamaño y la belleza del labrado en piedra.  Según una leyenda, en el exconvento Franciscano un monje sostuvo amoríos con una mujer casada, quien un día lo abandonó porque a su marido lo trasladaron fuera de Zacatlán. El religioso no pudo soportar el dolor de la separación y decidió ahorcarse. Frente al convento se encuentra la Plazuela de Santa Cecilia, sede de un tianguis artesanal que reúne desde jabones hasta gorros tejidos a mano, muy ad hoc para el frío de la noche. La Parroquia de San Pedro y San Pablo alberga una capilla dedicada a la Virgen de Guadalupe, con un impresionante techo labrado en madera. A un costado de la capilla –en fines de semana– se reúnen artesanos de varias comunidades para ofrecer collares, lana, deshilados y piezas hechas de madera.

Museo del Vino

Continuamos nuestro camino hacia  La Primavera, la primera fábrica de licores asentada en Zacatlán en 1920 por Michel Cabrera, hoy, Museo del Vino.  Ahí observamos las herramientas con que se extraía el jugo de las frutas de manera artesanal, antes de la llegada de la prensa hidráulica. Conocimos al área de las barricas de roble blanco, cuya edad oscila entre 80 y 100 años. Se importaron de Italia y España y tienen capacidad para 300 y 400 litros. Ahí se hace la fermentación y el añejamiento de los licores. En una de las paredes del museo vimos el escudo de la familia, que tiene inscrita la siguiente recomendación: “Honremos a nuestros padres y a nuestros antepasados en su descendencia”.

La Primavera tiene una sucursal en la calle Independencia, la cual conserva aún los muebles originales de 1920. En ella se dio a conocer el emblemático licor 14 Tortillas, del que dicen que si te llevas una botella te llevas un pedacito de Zacatlán. Es una bebida hecha a base de hierbas como el cedrón, toronjil, hierbabuena, menta y anís. Se utiliza como digestivo y lo inventó el señor Ernesto Martínez, quien lo recomendaba a sus amigos para que les abriera el apetito. Un amigo le preguntó cómo lo iba llamar y él respondió que aún no lo sabía, pero que después de tomarlo podría comerse 14 tortillas por cada una de sus hierbas. Al final de la visita degustamos bebidas como el vino de blueberry y  la crema de café. Mi favorito fue el licor de maracuyá.

Museo del Reloj y el Show de Autómatas.

Después visitamos el Museo del Reloj Alberto Olvera Hernández. Don Alberto fue pionero en la fabricación de relojes monumentales en América Latina, el primero que hizo se encuentra en Chignahuapan. El 27 de septiembre de 1921 realizó su tercera obra en Puebla, para conmemorar los 100 años  de la consumación de la Independencia de México, y en honor a ese momento llamó a esa empresa Centenario. En la pared que da la bienvenida a los visitantes al museo, cuyas puertas abrieron el 13 de noviembre de 1993, puede leerse la receta para hacer relojes monumentales: “Mezclar una porción de arte, una de exactitud, belleza, varias porciones de sonido armonioso; se sazona con aromas florales y se complementa con una porción de mucha utilidad”.

Actualmente hay relojes Centenario en Europa, Centro y Sudamérica. En México los encuentras en el Parque Hundido, en Galerías Insurgentes y en el Centro Joyero de San Juan de Dios en Guadalajara. El museo alberga réplicas de los relojes de sol más antiguos del mundo, así como el taller donde trabajaba Don Alberto. La visita termina en la fachada principal de esta fantástica construcción  donde tres veces al día se lleva a cabo el Show de los Autómatas, interpretado por seis mujeres mecatrónicas ataviadas con trajes regionales de Puebla, Yucatán, Sinaloa, Oaxaca, Chiapas, Veracruz y un charro jalisciense. Los siete bailan, desde su balcón, piezas representativas de su estado, como “El Sinaloense”.

Leyendas

Por la noche nos topamos con el descabezado, un asaltante que tenía azorados a los habitantes con sus fechorías. Según la interpretación del grupo de teatro de Erika Aguirre, organizadora del tour de leyendas, se caracterizaba por ser muy pulcro y tener un olfato sorprendente. Un día lo atraparon junto con otros seis delincuentes mientras se repartían el botín. Como una medida de escarmiento lo decapitaron. Los policías entregaron sólo la mitad del tesoro y escondieron el resto, pero jamás pudieron recuperarlo pues el fantasma del decapitado les impidió acercarse.

Por la noche fuimos a cenar al restaurante El Mirador. Ahí disfrutamos una espectacular vista sobre la Barranca de los Jilgueros mientras comíamos tacos de mixote y una deliciosa Manzanita de Zacatlán, deseando seguir descubriendo este maravilloso Pueblo Mágico.

Fotografías: Paulo Vidales 

Tip Carretero Pueblo Mágico Zacatlán de las Manzanas

1.- Si vives en el Norte de CDMX (Satélite, Santa Mónica, Arboledas o Cuautitlán Izcalli), no cruces CDMX y toma el Circuito Exterior Mexiquense de OHL México. ¡Cortarás camino, ahorrarás gasolina y viajarás sin tráfico!

2.- Toma la salida hacia Pachuca, usa los dos carriles derechos para girar levemente a la derecha y sigue los señalamientos que dicen Piramides/Tulancingo.

3.- Toma la salida en dirección a Tuxpan y continúa por Huauchinango hasta llegar a Zacatlán de las Manzanas.

1.- Si vienes del otro lado del Estado de México (Toluca, Metepec), la forma más sencilla para llegar es tomar la vía rápida Viaducto Bicentenario hasta entroncar con el Circuito Exterior Mexiquense, ambas de OHL México. ¡Cortarás camino, ahorrarás gasolina y viajarás sin tráfico!

2.- Toma la salida hacia Pachuca, usa los dos carriles derechos para girar levemente a la derecha y sigue los señalamientos que dicen Piramides/Tulancingo.

3.- Toma la salida en dirección a Tuxpan y continúa por Huauchinango hasta llegar a Zacatlán de las Manzanas. 

¡Para de sufrir! y usa un TAG

El TAG Televía es un método de pago seguro y confiable, desarrollado por OHL México como el primer sistema inteligente de lectura de peaje en el país.

Sirve para circular por las autopistas urbanas y las carreteras más importantes del país, como el Circuito Exterior Mexiquense, Viaducto Bicentenario, la Autopista Urbana Norte y la Autopista Urbana Poniente, mejor conocida como Supervía Poetas. Te aseguramos que con el uso correcto de tu TAG Televía y vialidades alternas, obtendrás, entre otros beneficios: ahorro de gasolina, tiempo, dinero y esfuerzo, y menor ansiedad y estrés.

Usa correctamente tu TAG y evita quedarte fuera

¡Échale ojo a las siguientes recomendaciones!

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD