Nuestros sitios
Buscar restaurante
Compartir
Cerrar
RESTAURANTES
BÚSQUEDA AVANZADA
Nombre
Zona
Tipo de comida
Precio

Calaveritas literarias: historia, ejemplos y consejos de escritura

Por: Eugenia García Fernández 27 Oct 2021
Calaveritas literarias: historia, ejemplos y consejos de escritura

Descubre la historia de las calaveritas literarias: desde su aparición en la época novohispana, ejemplos recientes al COVID-19 y una guía de consejos para realizar tu propia creación.


Las calaveritas literarias son composiciones poéticas tradicionales que han acompañado la celebración de Día de Muertos en nuestro país. Su tono humorístico rememora la máxima de que la muerte nos alcanzará a todos algún día, pero mientras llega hay que gozar la vida. ¡Y que mejor manera de hacerlo mediante la fiesta y el canto!

Dedicadas a satirizar personajes célebres de la vida pública, por acontecimientos históricos, derivadas de situaciones nacionales e internacionales con un toque de ironía o para hablar de la tradición de estos días de recuerdo por aquellos que se nos adelantaron, las calaveritas literarias no pueden faltar con sus pícaros y musicales versos. ¡Descubre su historia, algunos ejemplos y consejos para para escribir una sin morir en el intento!

¿Cuál es el origen de las calaveritas literarias?

Este video te puede interesar

Calaveritas literarias: historia, ejemplos y escritura EsqueletosFoto: Cortesía Unsplash por Mario Méndez

Sus raíces se pueden rastrear hasta el popular género de la tradición oral y teatral medieval de las Danzas de la Muerte o Danzas Macabras. En la época otoñal eran puestas que hacían una representación alegórica de la Muerte como un esqueleto que arrastraban a todos los estratos sociales desde el Papa y el Emperador, hasta el Sacristán y el Obispo. ¡Abuelitas de nuestra tradición estuvieron presentes desde el siglo XIV!

Según el portal CASUL de la UNAM, el origen mexicano de las calaveritas literarias está en una peculiar obra de la época novohispana escrita por el fray franciscano Joaquín Bolaños titulada La portentosa vida de la muerte fechada en 1792. En esta obra se prefigura la muerte como un personaje que se encuentra entre lo trágico y lo cómico al personificarse en un esqueleto que camina entre los vivos. Además, de preferir un tono coloquial sobre la solemnidad de las composiciones fúnebres.

Este año celebra y vive el Día de Muertos en Coyoacán

Cabe destacar que las primeras calaveritas se publicaron hasta el siglo XIX por la recalcitrante censura de la sociedad colonial. En la Hemeroteca Nacional se pueden encontrar estas publicaciones como el periódico de corte satírico El Socialista de 1849 que retrataba los excesos y privilegios de la alta sociedad, que no valían cuando arribaba la Huesuda. También criticaban a los gobernantes de la época como Benito Juárez y Porfirio Díaz, textos incendiarios que avivarían el fuego de movimientos como la Revolución Mexicana.

La calaverita literaria y el grabado unidos por el gran José Guadalupe Posada

Calaveritas literarias: historia, ejemplos y escritura CatrinaFoto: Cortesía Unsplash por Salvador Altamirano

Originada en 1910 la Calavera Garbancera de José Guadalupe Posada se convirtió en un hito para el arte mexicano. El término de “garbancera” remite a los comerciantes de esta popular especie de leguminosa que vestían y se comportaban como aristócratas europeos negando sus raíces nacionales. Una aguda crítica al consumismo incipiente y la desigualdad entre clases sociales; porque en palabras de Guadalupe Posada “La muerte es democrática, ya que a fin de cuentas, güera o morena, rica o pobre, toda la gente acaba siendo calavera”.

Para 1947 llega, como en pasarela, a las composiciones poéticas y plásticas el nombre de Catrina. La acompañante por excelencia de las calaveritas literarias, que nace con su opulento vestido y su estola de plumas en el mural de Diego Rivera Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central. ¡Una forma de humorística crítica social para entender las problemáticas pasadas y contemporáneas!

Visita los campos de Cempasúchil cercanos a CDMX

Ejemplos de calaveritas literarias antiguas y modernas ¡que no podrás dejar de leer!

Quien quiera gozar de veras

y divertirse un ratón,

venga con las calaveras

a gozar en el panteón.

Literatos distinguidos

en la hediondez encontré

en gusanos confundidos,

sin ellos saber porqué.

Y en gran tropel apiñados

Los vendedores corrían

contentos y entusiasmados

por el negocio que hacían.

Cereros de sacristía

que roban la cera al rato,

que con mucha sangre fría

se echan el sufragio al plato.

José Guadalupe Posadas

¡Desde autores reconocidos hasta composiciones sobre COVID-19 la Huesuda hace su aparición!

Calaveritas literarias: historia, ejemplos y escritura Cráneos artesanalesFoto: Cortesía Unsplash por Eduardo Dorantes

Estaba ya harta la muerte,

de tanto necio

que todo deja a la suerte

y a su vida no pone precio.

Con quedarte en casa

con un trapo en la cara,

del bicho te salvas,

¡no es cosa tan rara!

Anónimo

¡O incluso para los colaboradores y lectores de Dónde Ir!

La calaca sin piedad

se ha llevado a celebrar

a los redactores de Dónde Ir a su horrible vecindad.

¡Qué egoísmo y que maldad!

Nos ha dejado en absoluta soledad.

Pero a los lectores llorosos, les decimos muy gustosos.

¡Qué importa, que seguro por guerrosos y chismosos

nos devuelve a los letrosos!

María Eugenia García Fernández

Pasos y consejos para realizar tu propia calaverita literaria

Calaveritas literarias: historia, ejemplos y escritura CalaveraFoto: Cortesía Unsplash por Ricardo Díaz

1) Elige un tema, personaje o acontecimiento que sea de tu interés y capte la atención de tus lectores. Elige rasgos que puedan exagerarse en tu composición. ¡Lo importante es la creatividad para jugar con aspectos que puedan ser satíricos! El humor es el centro de la composición.

2) Una buena estrategia es hablar de personajes o situaciones como si hubieran traspasado el umbral entre la vida y la muerte. Además, de encontrarse con la Muerte, la Flaca, la Huesuda o la Catrina. ¡Estos divertidos personajes deben formar parte de tu creación en cualquiera de sus representaciones!

Postres de pan de muerto ¡descubre dónde encontrarlos!

3) Cuando tengas la idea principal el reto de esta composición es utilizar estrofas y rimas. Los más comunes son los versos de ocho sílabas que permiten dar un tono animado de canción popular. ¡Pero no te límites, puedes hacer de cuatro o diez sílabas, siéntete libre como creador!

4) Para las rimas se recomienda que sean consonantes en estrofas de cuatro versos en orden ABBA o ABAB, intercalando o conectando inicio y final con palabras que suenen igual o de forma similar. ¡Entre más extrañas sean las palabras que riman, más dificultad añades a este juego lingüístico!

5) Por último, no olvides recitar en voz alta tu creación para detectar el juego de rimas y el tono de canción que compusiste. ¡Revisa tu borrador y presenta tu calaverita literaria en recitales, concursos o como un componente adicional para tu altar de Día de Muertos!

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable
Descarga AQUÍ el especial STELLA ARTOIS: Los mejores restaurantes en Monterrey y Guadalajara.¡Descárgalo GRATIS!