Ciudad Restaurantes
Estás leyendo:
Cine y TV La favorita: Lo bueno, malo y feo de la mejor película de 2018
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
PUBLICIDAD

Cine y TV

La favorita: Lo bueno, malo y feo de la mejor película de 2018

PUBLICIDAD

La película más nominada en los Oscares (junto con Roma) es un duelo de actuación y los vestuarios y diseño de arte más espectacular del año.


La favorita: Lo bueno, malo y feo de la mejor película de 2018

La película más nominada en los Oscares (junto con Roma) es un duelo de actuación y los vestuarios y diseño de arte más espectacular del año. Te decimos Lo bueno, malo y feo de esta gran película

Uno de los grandes directores de este siglo, Yorgos Lanthimos entrega su obra más ambiciosa, ambientada en el siglo XVIII sobre la Reina Anne y la rivalidad que surge entre sus dos consejeras de confianza. Las tres protagonistas, nominadas al Oscar: Olivia Colman, Rachel Weisz y Emma Stone.

Lo bueno, lo malo y lo feo de La favorita, el filme de Yorgos Lanthimos

LO BUENO

  • Actuaciones
El menage a trois más talentoso del año. Una batalla en cada escena y una mezcla estruendosa entre melodrama y comedia. Olivia Colman interpreta a una reina vulnerable que no puede tomar decisiones políticas, sentimentales ni personales. Por su parte Rachel Weisz, es una mujer manipuladora que parece tener su vida controlada bajo una faceta masculina de arrogancia, mientras que Stone, es seductora y hará lo imposible -desde jugarretas sexuales hasta autoinfligirse una herida- para lograr su cometido: ser la favorita de la Reina (ajá, de ahí el nombre)
La favorita, de Yorgos Lanthimos
  • Guion
El libreto está plagado de diálogos de humor negro que despliegan la psique de los personajes: ambición, miedo y manipulación. Pero también, lo interesante de la historia es ver cómo se plantea un contexto histórico: el duelo entre antiguos partidos políticos en plena guerra contra Francia.
Sin embargo, lo mejor del guion es la forma en que analiza las relaciones humanas por el poder y la desazón moral que produce la traición. Imaginen que es una mezcla entre la contemplación visual de Barry Lyndon con Mean Girls, All About Eve y hasta una pizca de Sunset Blvd.
Emma Stone en La favorita
  • Elementos técnicos
Hablando sobre la belleza visual del filme, es hipnótico como cada parte de la cinta parece una pintura del rococó. Los vestuarios, algunos con materiales del siglo XXI, cuentan una historia: cambian los vestidos frondosos por diseños más ecléticos en cuanto los personajes van consiguiendo sus ambiciones, incluso el color -la mayoría en dicromático- representa esa lucha entre el bien y el mal, ya saben: blanco vs negro.
La ambientación está integrada por cuartos y piezas de un castillo perfectamente ornamentados: cocinas con utensilios de antaño, grandes recámaras cubiertas de piezas de arte y hasta las sábanas de las camas son réplicas previctorianas.
Y otro elemento a destacar: la fotografía que utiliza lentes gran angular en espacios cerrados para denotar un sentido casi de claustrofobia.
La Favorita, Yorgos Lanthimos

LO MALO

Si tenemos que escoger algún error de la película, tal vez sería que… mmm, quizá al notar que es un filme sobre nobleza británica, inmediatamente sientan una apatía por comprar un boleto del cine.
Créannos, cada peso por ver La favorita, vale la pena.
La Favorita, de Yorgos Lanthimos

LO FEO

En un año en el cual Roma a priori arrasará con todos los premios principales del año, La favorita quedará irónicamente, como reina sin corona (le daríamos Mejor actriz, Actriz de reparto, Guion original, Fotografía, Vestuario y Diseño de producción)
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?